Muslitos de pollo al horno en salsa de miel, curry y limón

Muchas veces me pregunto cómo he podido vivir tantos años en un piso de estudiantes sin horno… Con la de recetas fáciles y súper ricas que podemos hacer en él, un buen ejemplo lo tenemos en esta receta de muslitos de pollo al horno en salsa de miel, curry y limón.

IMG_20160728_144831.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 muslitos de pollo sin piel
  • 4 cdas de miel
  • 2 cdas de zumo de limón
  • 1 cda de curry en polvo
  • Sal
  • Pimienta de cayena o pimienta negra

Elaboración:

Mezclamos en un cuenco la miel, el zumo de limón, el curry y un pellizco de sal y pimienta de cayena. Disponemos los muslitos de pollo en una fuente refractaria y los bañamos con la salsa. Horneamos a 200º durante 30 minutos, dando la vuelta y bañando de nuevo los muslos con la salsa cada 10 minutos. Cuando vayáis a darles la vuelta, debéis sacar la bandeja del horno y cerrar rápidamente la puerta para evitar que la temperatura del horno baje, y por tanto que se alargue el tiempo de cocción. Por último, encendemos el grill del horno y horneamos hasta que los muslos queden dorados y crujientes por fuera.

¡Listo!

Tallarines con salsa pomodoro y langostinos

Hoy os traigo otra recetita para pasta que está para chuparse los dedos y además, es muy saludable. Aunque tenéis que tener en cuenta que si tomamos un plato de pasta para el almuerzo, no deberíamos ingerir más carbohidratos en la cena (obviamente los carbohidratos de la fruta y de la verdura están excluidos, esos DEBÉIS tomarlos, a ser posible, en todas las comidas).

IMG_20160727_150433

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160-200g de tallarines
  • 24 langostinos crudos
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 400g de tomate troceado (yo he usado de lata)
  • 1 hoja de laurel
  • 3 hojas de albahaca
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa pomodoro. Picamos 2 dientes de ajo bien finitos y los doramos en una sartén con un poco de aceite. Añadimos la hoja de laurel y la cebolla bien picadita y rehogamos unos minutos, hasta que la cebolla se ponga transparente. Agregamos el tomate troceado, tapamos y cocinamos 15 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Pasado ese tiempo, añadimos las hojas de albahaca y salpimentamos. Volvemos a tapar y cocinamos otros 5 minutos. Reservamos.

Pelamos los langostinos y reservamos las cabezas. En otra sartén, doramos el otro diente de ajo bien picadito, subimos el fuego e incorporamos los langostinos. Mientras se hacen los langostinos, en un mortero machacamos las cabezas de langostinos para sacar su jugo. Añadimos al mortero un chorrito de vino blanco y volvemos a machacar. Colocamos un colador sobre la sartén donde tenemos los langostinos y vaciamos el mortero sobre el colador, para que el jugo caiga sobre los langostinos.

En caso de que hayáis comprado langostinos o gambas peladas, agregamos el vino directamente a la sartén, cuando los langostinos estén casi en su punto.

Cuando el vino se haya evaporado, agregamos la salsa pomodoro a la sartén donde estamos cocinando los langostinos. Removemos bien y apartamos del fuego.

Cocinamos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos y mezclamos la pasta con la salsa y los langostinos. Podemos volver a calentar en caso de que se haya enfriado la salsa. Servimos en un plato, reservando varios langostinos para colocarlos encima.

¡Listo!

Cocina asiática: Okonomiyaki de gambas

Por fin vengo con otra de las recetas de cocina asiática, esta vez os traigo la receta de un Okonomiyaki de gambas. Además, os dejaré unos tips para preparar una versión más saludable y ligera. Algunos de los ingredientes no los podréis encontrar en supermercados normales, tendréis que ir a un supermercado de comida asiática.

Para quien quiera saberlo, he tomado la receta original de un canal de Youtube llamado Nekojitablog. No es un canal de cocina, sino un canal que cuenta las vivencias de una pareja, formada por un español y una japonesa, que vive en Japón. ¡Si os gusta la cultura asiática os recomiendo este canal!

IMG_20160725_151639.jpg

Ingredientes (Para 2 okonomiyakis):

  • 200g de gambas peladas y cocidas
  • 150g de repollo
  • 1 patata mediana
  • 150g de harina de trigo
  • 1 huevo
  • 1 cdta de salsa de soja
  • 200 ml de caldo de pescado
  • 6 lonchas de bacon
  • Queso parmesano rallado al gusto (opcional)
  • Mayonesa
  • Salsa Tonkatsu (yo he usado de la marca Bulldog, si no la encontráis, podéis hacer una salsa similar con 2 cdas de salsa barbacoa, 1 cda de ketchup, 1 cda de salsa de soja y 1/2 cda de salsa de ostras)
  • Katsuobushi o láminas de bonito seco (opcional)

Tips para preparar una versión más saludable:

Si queremos preparar una versión más ligera de este Okonomiyaki de gambas basta con hacer un par de ajustes:

  • Usar harina de trigo integral en lugar de harina de trigo blanca
  • Usar bacon de pavo, lacón o jamón cocido en lugar de bacon de cerdo
  • Usar una mayonesa ligera o light en lugar de una normal
  • Usar salsa barbacoa y ketchup versión ligera o light para hacer la salsa Tonkatsu
  • Podemos prescindir del parmesano o sustituirlo por un queso rallado light

Con estos simples retoques nos ahorraremos muchas calorías (provenientes de grasa y azúcares) y además, añadiremos más fibra gracias a la harina integral.

Elaboración:

Comenzamos cortando el repollo en juliana. Lo lavamos bien con ayuda de un escurridor y reservamos. Pelamos y rallamos la patata lo más fina posible. En un bol, mezclamos la patata con la harina, el huevo, el caldo y la salsa de soja hasta obtener una masa homogénea. Añadimos el repollo y mezclamos bien. Por último, añadimos las gambas peladas y removemos de nuevo.

Calentamos una sartén con un poco de aceite y con ayuda de un cazo, colocamos la mitad de la masa en la sartén, dando golpecitos para expandir la masa y así obtener un grosor uniforme. Cubrimos la tortilla con 3 lonchas de bacon, tapamos la sartén y cocinamos 5 minutos a fuego medio. Con ayuda de una paleta plana, damos la vuelta a la tortilla y ponemos un poco de queso rallado. Tapamos de nuevo la sartén y cocinamos otros 5 minutos a fuego medio. Sacamos la tortilla a un plato y hacemos la otra siguiendo los mismos pasos. Acompañamos las tortillas con la salsa Tonkatsu y mayonesa en forma de red. Rematamos el plato con un buen puñado de Katsuobushi o bonito seco.

¡Listo!

Sandwich de aguacate, tomate y jamón

Siempre he creído que la combinación tomate+aguacate es una deliciosa combinación, pero si además le añades jamón serrano… Resulta espectacular. Por eso hoy os traigo estos sandwiches de aguacate, tomate y jamón, que están súper ricos y además son muy fáciles de hacer.

IMG_20160723_145936.jpg

Ingredientes (para 4 sandwiches):

  • 8 rebanadas de pan integral
  • 1 tomate
  • 1 aguacate
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Comenzamos tostando las rebanadas de pan y a continuación cortamos el tomate en rodajas. Abrimos el aguacate, cortando de forma longitudinal y girando cada una de las mitades en sentido contrario. Sacamos el hueso con ayuda de un cuchillo (clavamos el cuchillo en el hueso y después giramos). Con ayuda de una cuchara, sacamos la carne del aguacate y lo cortamos en láminas.

Echamos un chorrito de aceite sobre una de las rebanadas, colocamos el aguacate y salpimentamos. Colocamos ahora el tomate y sobre éste, el jamón. Tapamos con otra rebanada a la que habremos echado otro chorrito de aceite. Repetimos hasta formar todos los sandwiches.

¡Listo!

Mugcake de chocolate. Receta saludable

Hoy para merendar me apetecía algo dulce y a ser posible con chocolate. El problema es que mis ganas por algo dulce eran inversamente proporcionales a mis ganas de meterme en la cocina… Finalmente el resultado de esta ecuación ha sido este rico, sano y delicioso Mugcake de chocolate, que se prepara en un santiamén.

IMG_20160722_194656.jpg

Ingredientes (para 2 Mugcakes):

  • 4 cdas rasas de harina de trigo integral
  • 1 yogur natural 0% m.g
  • 2 cdas de cacao desgrasado en polvo
  • 1/3 cdta de levadura química
  • 1 huevo
  • 3 cdas de leche desnatada
  • 2 cdas de aceite de oliva
  • Edulcorante al gusto

Elaboración:

Mezclamos los ingredientes secos en un bol (la harina, el cacao, la levadura y el edulcorante, en caso de usarlo en polvo). Batimos a parte el huevo con un tenedor, hasta obtener una capa espumosa. Agregamos el huevo a los ingredientes secos y removemos un poco.

A continuación añadimos el yogur, la leche y el aceite de oliva. En caso de usar un edulcorante líquido, este será el momento de añadirlo. Mezclamos todo bien con un tenedor o un batidor de varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

Repartimos la mezcla en dos tazas aptas para microondas. Hay que tener cuidado de no sobrepasar más de 2/3 de la profundidad de la tasa con la masa del mugcake, pues puede salirse de la taza.

Por último, metemos en el microondas a máxima potencia durante 3 minutos. Si vemos que pasado este tiempo no está completamente hecho, es decir, si baja más de 1/3 de lo que ha subido al apagar el microondas; podemos ponerlo entre 10 y 30 segundos más, hasta que esté en su punto.

¡Listo!

Langostinos al horno. Receta fácil

Me encantan los langostinos a la plancha, pero siempre me da mucha pereza tener que recoger el desastre después y sobretodo, tener que limpiar la sartén o plancha en la que la sal ha quedado adherida. Una muy buena y deliciosa opción es hacer los langostinos en el horno. Si quieres saber cómo hacerlos, sigue leyendo.

IMG_20160721_145553.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 400g de langostinos crudos (si los has comprado congelados, deja que se descongelen en agua a temperatura ambiente)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal gorda

Colocamos los langostinos en una fuente apta para horno. Picamos el ajo y el perejil y lo disponemos sobre los langostinos. Rociamos con un chorrito de aceite de oliva y horneamos a 200º unos 15-20 minutos (hay que vigilar para que no se pasen los langostinos).

Una vez que estén hechos, añadimos la sal gorda, removemos bien y servimos.

¡Listo!

Nachos San Fernando. Versión ligera y saludable

Hoy os traigo una versión ligera y súper saludable de un entrante que podéis encontrar en la carta del restaurante Foster’s Hollywood: “Nachos San Fernando”. Esta es una receta perfecta para cuando sintáis la necesidad de comer algo pesado y calórico, pues aunque resulta ser un plato bastante ligero, nos deja bien saciados.

IMG_20160720_145722.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 100g de nachos clásicos (podéis sustituir los nachos por triángulos de tortas de trigo integrales, horneadas y especiadas, si queremos que sea un plato aún más saludable)
  • 3 cucharadas de chili con carne (Yo he usado uno que venden precocinado en lata, pues tenía unos valores nutricionales muy buenos, pero si queréis hacerlo casero, tenéis una buena receta aquí)
  • Queso parmesano rallado al gusto
  • 1/2 tomate
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 limón
  • 1 cda de cilantro fresco
  • 1 0 2 jalapeños o guindillas verdes
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando el pico de gallo (así es cómo se llama a una salsa hecha a base de cebolla, tomate, limón y cilantro). Para ello, picamos la cebolla muy fina y la dejamos reposar con el zumo del medio limón y un poco de sal. Cortamos el tomate en cuadraditos muy pequeñitos, picamos el cilantro y mezclamos ambos con la cebolla. Reservamos.

Disponemos los nachos en una fuente apta para horno, repartimos el chili con carne sobre los nachos y cubrimos con el parmesano. Horneamos a 200º hasta que el queso se funda, sin que llegue a gratinarse. Sacamos del horno y repartimos el pico de gallo y los jalapeños cortados en rodajas sobre los nachos. Servimos en la misma fuente.

¡Listo!

Lomos de lubina a la sal con estragón y tomillo

¡Hola a todos/as!

Hoy hemos comido estos lomos de lubina a sal que están de rechupete. Con esta técnica conseguiréis un sabor delicioso y el pescado no os quedará nada seco. Además los he acompañado con una ensalada muy parecida a la que os presenté el otro día. Se trata de una ensalada de canónigos y rúcula con vinagreta de tomates secos. No voy a explicar cómo se hace la ensalada, pues creo que es innecesario, pero sí os diré qué ingredientes lleva.

IMG_20160714_151007.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

Para los lomos de lubina a la sal

  • 350g de lubina (sólo los lomos)
  • 700g de sal gorda o sal especial para hornear
  • 1 clara de huevo
  • 1 cda de tomillo
  • 1 cda de estragon
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra

Para la ensalada con vinagreta de tomates secos

  • Mezcla de brotes (yo he usado canónigos y rúcula)
  • 3 tomates secos en conserva bien escurridos y picados
  • Varios dados de queso feta o queso fresco
  • Un buen puñado de piñones
  • Medio tomate grande picadito
  • 2 cdas de aceite de oliva
  • 1 cda de vinagre de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Comenzamos lavando los lomos de lubina bajo el agua y limpiándolos bien si no lo han hecho ya en la pescadería. Para hacer los lomos de lubina a la sal es preferible que no les quitemos las escamas, pues éstas protegerán y conservarán mejor el sabor del pescado.

En mi caso los lomos venían limpios y sin escamas, así que sólo he tenido que lavarlos bajo el grifo. A continuación, forramos los lomos con papel de aluminio, cubriendo sólo la parte que no tiene piel:

DSC_0239-01.jpeg

Si no hacemos esto, la sal en contacto directo con el pescado hará que se seque en exceso, lo cuál no queremos que ocurra. Colocamos los lomos en una fuente apta para horno, con la piel hacia arriba.

Ahora vamos a preparar la sal. Mezclamos en un bol la sal con el estragón y el tomillo. Añadimos la clara de huevo y removemos muy bien con las manos. Cubrimos los lomos de lubina con la mezcla, apretando bien.

Horneamos a 190º durante 30 minutos. Pasado ese tiempo, rompemos la costra de sal y sacamos los lomos con cuidado de que no se rompan. Retiramos la sal que queda adherida a la piel con ayuda de un pincel de silicona. Disponemos en un plato, junto con la ensalada, y rematamos los lomos de lubina con un chorrito de aceite de oliva, unas gotas de zumo de limón y pimienta negra recién molida.

¡Listo!

Empanada con sabor a pizza

Hace unos días una amiga nos hizo una empanada-pizza que resultó estar riquísima, así que he decidido copiarle la idea y hacer mi propia versión, un poco más saludable, de su empanada con sabor a pizza.

DSC_0235-01

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1 lámina de hojaldre
  • 3 cdas de tomate frito
  • 125g de jamón cocido
  • 5 rodajas de tomate
  • 1 loncha de queso light
  • Parmesano rayado al gusto
  • 7 aceitunas rellenas de anchoa
  • Varias hojas de rúcula
  • 1 huevo

Elaboración:

Desenrollamos la lámina de hojaldre sobre una superficie plana y pinchamos con un tenedor. Extendemos el tomate frito con ayuda de una cuchara por toda la superficie y a continuación colocamos el resto de ingredientes, ocupando sólo la mitad del hojaldre. Tal como podéis ver en la imagen:

IMG_20160713_141009

El orden que he seguido para colocar los ingredientes es el siguiente:

Primero he colocado el jamón cocido, después las rodajas de tomate y la loncha de queso, que primero he cortado en varios trozos. A continuación, el queso parmesano, la rúcula y por último, las aceitunas cortadas en láminas.

Una vez colocados los ingredientes, doblamos el hojaldre por la mitad y sellamos los bordes con un tenedor. Volvemos a pinchar de nuevo el hojaldre para asegurarnos de que no quede aire en su interior.

DSC_0234-01

Por último, pintamos la empanada con el huevo batido y horneamos a 210º durante 20 minutos, o hasta que la empanada esté completamente dorada.

¡Listo!

Barquitas de lechuga al estilo mexicano

Hoy he preparado una version súper saludable de unas fajitas mexicanas. Es tan simple como sustituir las tortillas de trigo por unas hojas de lechuga. Además de ser más ligero, resulta una comida mucho más fresca, con lo cual es ideal para estos días de calor.

IMG_20160712_150230

Ingredientes (para 2 personas):

  • 8 hojas de lechuga
  • 1/2 pechuga de pollo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla mediana
  • Queso parmesano al gusto
  • 1 cda de tomate frito
  • 1 cdta de salsa de soja
  • 1 cdta de salsa barbacoa
  • Unas gotas de tabasco
  • 1/2 cdta de ajo en polvo
  • 1/2 cdta de pimentón dulce
  • 1/2 cdta de comino en polvo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Cortamos la pechuga en tiras y la colocamos en un recipiente o bol. Agregamos el ajo en polvo, el pimentón y el comino en polvo. Salpimentamos y añadimos un chorrito de aceite. Mezclamos bien con las manos, cubrimos con papel film e introducimos el recipiente en la nevera mientras preparamos el resto del plato.

Calentamos un poco de aceite en una sartén y sofreímos la cebolla, el pimiento verde y el pimiento rojo cortados en tiras. Después de unos minutos, dependiendo de cómo prefieras la verdura (bien pochada o al dente), añadimos el pollo a la sartén.

Mientras se va haciendo el pollo, prepararemos la salsa mezclando el tomate frito, la salsa de soja, la salsa barbacoa y el tabasco. Este paso es opcional, los ingredientes no son especialmente saludables pero la cantidad es ínfima, así que no hay de qué preocuparse. De todas formas, siempre puedes usar una versión light de estos ingredientes o hacerlos tú mismo en casa. En todo caso, recomiendo encarecidamente no saltarse este paso, pues le aporta mucho sabor.

Cuando el pollo esté hecho, agregamos la salsa,apagamos el fuego y removemos bien. Por último, lavamos las hojas de lechuga, las secamos y colocamos sobre ellas el relleno y rematamos con un poco de parmesano rayado.

¡Listo!

Pasta con salsa arrabiata

¡Hola! Hoy os traigo una de mis salsas favoritas para la pasta, la salsa arrabiata. Es una salsa a base de tomate, ajo y pimienta de cayena. Yo la uso sobretodo para la pasta rellena, porque este tipo de pasta es mi preferida, pero podéis usarla para cualquier tipo de pasta.

IMG_20160711_153452

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160-200g de pasta a tu elección (seca, fresca, rellena…)
  • 400g de tomate troceado
  • 2 cdas de tomate frito (opcional)
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1-2 pimientas de cayena (dependiendo del nivel de picante que te guste)
  • Queso parmesano rayado al gusto
  • Albahaca fresca o seca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa arrabiata. Picamos los ajos y la cayena (podéis quitar las semillas para que no pique mucho). Calentamos un poco de aceite en una sartén y añadimos el ajo y la cayena. Sofreímos un rato, con cuidado de que el ajo no se ponga dorado. Añadimos el tomate troceado y el tomate frito. Dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante 20 o 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Transcurrido ese tiempo apagamos el fuego y reservamos.

A continuación, cocinaremos la pasta en agua hirviendo con sal siguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos la pasta y calentamos ligeramente la salsa de nuevo. Agregamos la pasta a la salsa y removemos. Servimos en un plato acompañando con un poco de parmesano y albahaca.

¡Listo!

Salmón con especias y limón a la plancha

Hoy quiero demostraros que no siempre hay que romperse la cabeza y estar horas y horas en la cocina para comer sano. Basta con tener unos buenos productos y varios minutos para tener un almuerzo o cena equilibrado, saludable y delicioso. Así que os traigo la receta de este rico salmón con especias y limón a la plancha, acompañado de tomate y aguacate aliñado.

IMG_20160710_151859

Ingredientes (para 2 personas):

  • Un lomo de salmón
  • 1 tomate
  • 1 aguacate
  • 1 limón
  • 1 cdta rasa de curry en polvo
  • 1 cdta rasa de ajo en polvo
  • 1 cdta rasa de perejil seco
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:

Mezclamos el curry, el ajo en polvo y el perejil. Frotamos el lomo de salmón con esta mezcla. Salpimentamos y cortamos en trozos individuales.

Cortamos el tomate y el aguacate a nuestro gusto, en mi caso, los corté en láminas. Aderezamos con el zumo de medio limón, aceite de oliva, sal y pimienta.

A continuación, calentamos, a fuego vivo, una sartén con un poco de aceite y colocamos el salmón con la piel hacia abajo. Rociamos con el zumo del otro medio limón y esperamos a que se haga por ese lado. El salmón comenzará a tomar un color más claro, cuando la línea límite de ese color más claro cubra aproximadamente la mitad del grosor del salmón, será el momento de dar la vuelta. Esperamos a que el salmón se haga completamente, el tiempo dependerá del punto que busquemos (yo normalmente lo dejo el mismo tiempo que lo he tenido por el otro lado).

Servimos en un plato, acompañándolo con el tomate y aguacate aliñados. Normalmente yo vuelvo a ponerle al salmón unas gotas de zumo de limón y unas gotas de aceite ya en plato, para que no quede con un aspecto seco.

¡Listo!