Arroz con leche sin azúcar. Receta saludable

Hoy tenía ganas de preparar algo dulce para merendar, así que me he decidido a preparar una versión saludable, sin azúcar, del arroz con leche de toda la vida. Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20160831_192437.jpg

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 litro de leche (podéis usar la que más os guste, desnatada, vegetal…)
  • 200g de arroz redondo (si tenéis integral, mejor)
  • 1 ramita de canela
  • Varios trozos de piel de limón
  • 1 cdta de café de edulcorante líquido o una cantidad equivalente a 200g de azúcar de vuestro edulcorante preferido

Elaboración:

Comenzamos poniendo a calentar la leche en una olla. Añadimos el palito de canela partido en dos, la cáscara de limón y el edulcorante para aromatizar. Al cortar la piel del limón hay que tener cuidado de no rozar la parte blanca, pues nos dará un sabor amargo.

Mientras, ponemos en otra olla 2 vasos de agua a hervir y añadimos el arroz. Dejamos cocer 5 minutos y colamos.

Cuando la leche comience a hervir, añadimos el arroz y dejamos cocer durante 20 minutos a fuego medio o suave, removiendo frecuentemente para que no se pegue. Pasados esos 20 minutos el arroz debe estar tierno y debe verse en la superficie de la leche. Si durante el tiempo de cocción vemos que se va a quedar seco, podemos agregar un poco más de leche.

Probamos el arroz por si tenemos que agregar más edulcorante para que esté a nuestro gusto y dejamos reposar en la olla unos 5 minutos antes de repartirlo en cuencos individuales y espolvorear un poco de canela encima.

¡Listo!

 

Cocina asiática: Pollo teriyaki con arroz basmati

Últimamente estoy muy deseosa de comida asiática, en unos pocos días he hecho varios platos asiáticos y hoy le ha tocado el turno al pollo teriyaki. Sé que es difícil hacer este plato, no por su complejidad (lo puede llevar a cabo un niño de 6 años) sino porque los ingredientes originales son difíciles de conseguir. Por eso, he hecho una versión con ingredientes que podemos encontrar en cualquier supermercado y que además, no tiene nada que envidiarle a la original porque está buenísima. Por supuesto, también os diré cómo hacer la receta original con los ingredientes que cualquier japonés usaría para realizar esta receta.

IMG_20160825_145655.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 contramuslos deshuesados de pollo
  • 3 cucharadas de harina de trigo (para rebozar)
  • Varios trozos de cebolleta (de la parte verde)
  • Aceite de oliva

Para la salsa teriyaki:

  • Salsa teriyaki fácil: 50ml de salsa de soja, 50 ml de vino blanco y 50g de azúcar
  • Salsa teriyaki original: 40ml de salsa de soja, 30 ml de sake (para cocinar), 30 ml de mirin y 1 cda de azúcar

Para el arroz basmati:

  • 130g de arroz basmati
  • Una pizca de cominos molidos
  • Varias semillas de anís
  • Varias hojas de cilantro fresco o una pizca de semillas de cilantro
  • Una pizca de sal
  • Agua

Os recuerdo que podéis sustituir el azúcar por miel o bien, utilizar azúcar moreno de caña integral si queréis una versión más saludable de este plato.

Elaboración:

Preparamos el arroz basmati. Para ello, primero vamos a eliminar el almidón que trae el arroz (así nos quedará un arroz suelto). En una olla, lavamos el arroz con agua fría varias veces, hasta que el agua salga completamente limpia. Cubrimos con agua el arroz (el agua no debe sobrepasar en más de 1 dedo el arroz) y dejamos reposar 10 minutos. Es importante no saltarse este paso, pues si el arroz no reposa necesitará más tiempo para hacerse.

A continuación, ponemos el arroz, en el mismo agua donde ha reposado, en el fuego y añadimos una pizca de sal. Dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante 15 minutos y retiramos. Hay que empezar a contar el tiempo en el mismo momento en el que ponemos la olla en el fuego, cuando el agua aun está fría.

En una sartén, tostamos ligeramente el comino, el anís y el cilantro. Añadimos al arroz y removemos bien. Reservamos.

Mezclamos los ingredientes de la salsa teriyaki en un bol. Enharinamos ligeramente el pollo y lo sofreímos, junto con la cebolleta, en un poco de aceite de aceite de oliva. Cuando el pollo esté bien dorado por ambos lados, agregamos la salsa teriyaki que hemos preparado antes y dejamos reducir. Debemos darle la vuelta al pollo varias veces para que vaya tomando color y se impregne bien en la salsa. En total debemos dejarlo unos 10 minutos, si vemos que nos vamos a quedar sin salsa, podemos tapar la sartén para que no se evapore.

Servimos el pollo cortado en tiras junto con el arroz y bañamos con la salsa teriyaki.

¡Listo!

Revuelto de jamón, pimiento y parmesano

Hoy os traigo una receta triplemente saludable, pues contiene huevo, jamón y queso, todos ellos alimentos ricos en proteínas. Además de eso, está riquísimo y es un plato que “entra por los ojos”. Podríamos decir que es una receta perfecta, pues cumple los tres requisitos: sano, rico y fácil de hacer. Si quieres saber cómo se hace, sigue leyendo:

IMG_20160811_145234.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1/2 cebolla grande
  • 1 pimiento verde
  • 150g de jamón en taquitos o tiras
  • 4 o 5 huevos
  • Parmesano rallado al gusto
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cortamos la cebolla en juliana y la rehogamos en una sartén con un poco de aceite. Cortamos el pimiento verde en tiras y añadimos a la sartén con la cebolla. Cuando el pimiento y la cebolla estén hechos, incorporamos el jamón y revolvemos unos minutos, hasta que el jamón empiece a cambiar de color. Agregamos el parmesano y a continuación, los huevos.

Personalmente, yo añado los huevos sin batir, aunque eso es al gusto de cada uno. Primero los abro sobre un bol, por si alguno tiene una pinta fea. Una vez que hemos añadido los huevos al revuelto, removemos bien hasta que el huevo esté hecho. Gracias al parmesano conseguiremos una textura jugosa, sin necesidad de dejar el huevo a medio hacer, con lo cual, reducimos el riesgo de contraer salmonelosis.

¡Listo!

Salsa Harissa

¡Hola a todos!

Hoy os traigo la receta de una salsa muy utilizada como condimento en la gastronomía magrebí, especialmente en Túnez. Se trata de una salsa picante que va de lujo para platos de inspiración oriental, como cuscús y tajines. Yo os traigo una versión “españolizada”, pues utilizo productos que podemos encontrar fácilmente en los supermercados de España.

DSC_0406-01.jpeg

Ingredientes:

  • 120g de pimiento rojo asado (yo he utilizado pimiento rojo asado en conserva, no olvidéis que tenéis que medir el peso una vez escurrido)
  • 1/2 o 1 cdta de pimienta de cayena molida, dependiendo de como de picante nos guste
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1/2 cdta de comino molido
  • 1/2 cdta de semillas de cilantro o en su defecto, cilantro fresco
  • 1 cdta de zumo de limón
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cda de aceite de oliva

·Elaboración:

Para hacer la salsa harissa sólo tenemos que triturar con una batidora todos los ingredientes. Para conservar mejor la salsa, lo ideal es guardarla en un tarro de cristal con tapa y conservar refrigerado un máximo de 10 días.

¡Listo!

 

Papas a lo pobre. Versión saludable o light

¡Hola a todos!

Hoy os traigo un plato que me encanta y que hasta ahora no se me había ocurrido hacer su versión saludable. Se trata de las famosas “Papas a lo pobre”. Las originales resultan demasiado pesadas y grasientas, ya que tenemos que freír las patatas y además, se suele abusar del aceite a la hora de sofreír las verduras. En esta versión he hecho las patatas en el horno y después las he mezclado con las verduras.

IMG_20160805_144954.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 patatas medianas o 2 patatas grandes
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 pimientos verdes
  • 1/2 pimiento rojo (en mi caso el pimiento verde era pequeño y el rojo grande, debe haber la misma cantidad de pimiento verde que de pimiento rojo)
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Lavamos y pelamos las patatas. Las cortamos en rodajas de unos 5 mm de grosor y las disponemos en una fuente apta para horno. Salpimentamos y agregamos un chorrito de aceite de oliva -o podéis usar aceite de oliva en spray, así limitaréis mejor la cantidad de aceite- y el perejil, que puede ser fresco o seco. Mezclamos con las manos las patatas y las colocamos de forma que no queden unas sobre otras. Horneamos a 200º durante 30-45 minutos o hasta que estén doradas y al pincharlas, las notemos blanditas.

Mientras se hornean las patatas preparamos la verdura. Cortamos la cebolla en juliana y picamos el diente de ajo (podemos darle un golpe seco con el mango de un cuchillo antes de picarlo, para que suelte más sabor). Sofreímos la cebolla y el ajo en una sartén con un poco de aceite caliente. Cortamos el pimiento rojo y verde en trozos no muy pequeños e incorporamos a la sartén con la cebolla. Cocinamos a fuego medio, moviendo frecuentemente para evitar que se pegue, hasta que la verdura esté bien pochadita. Añadimos un pellizco de sal y agregamos las patatas. Removemos y dejamos cocinar unos 5 minutos más, para que las patatas tomen el sabor de las verduras.

Podemos acompañar las patatas con un huevo a la plancha, pues las papas a lo pobre normalmente se sirven con huevo frito.

¡Listo!

Tortilla con parmesano y guarnición de guisantes con jamón. Receta fácil y saludable

Hoy no he querido complicarme demasiado a la hora de comer, he cogido unos cuantos ingredientes de aquí y allá y he hecho esta tortilla francesa con parmesano y guarnición de guisantes con jamón. Es una receta muy fácil, sana y resultona. Además, la guarnición de guisantes salteados con jamón es muy versátil y podréis usarla para acompañar todo tipo de carnes y pescados.

IMG_20160802_152412.jpg

Ingredientes:

Para el salteado de guisantes con jamón (2 raciones)

  • 2 latas pequeñas de guisantes en conserva (en total, 190g -peso escurrido-)
  • 75g de jamón en taquitos
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva

Para la tortilla con parmesano (cantidades para 1 tortilla)

  • 2 huevos
  • 1 cda de parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos con el salteado de guisantes con jamón: Cortamos la cebolla en juliana y el ajo en láminas. Salteamos la cebolla en una sartén con un poco de aceite y añadimos el ajo. Sofreímos durante unos minutos, hasta que la cebolla se ponga bien dorada.

Escurrimos y lavamos bien los guisantes bajo el grifo. Incorporamos el jamón a la sartén, removemos y esperamos 1 o 2 minutos para añadir los guisantes. Apartamos del fuego y reservamos.

A continuación, batimos los 2 huevos y añadimos el parmesano y una pizca de sal. Calentamos una sartén antiadherente con un poco de aceite y vertimos el huevo batido sobre la sartén. Cocinamos a fuego lento y cuando esté empezando a cuajarse, vamos doblando hacia el centro para formar una media luna. Le damos la vuelta y dejamos que se cocine durante un minuto por el otro lado. Servimos la tortilla acompañada por la guarnición de guisantes.

¡Listo!

 

Minipizzas de atún y pimiento. Receta saludable

Anoche me entraron ganas de pizza pero tenía un problema: No tenía salsa de tomate ni tampoco masa de pizza. Pero eso nunca ha sido un impedimento para mí, y lo que en principio podría disuadir a cualquiera, para mí es una oportunidad de sacarme algo nuevo de la manga.

Como ya he indicado en el título, estas minipizzas son súper saludables, ya que la masa, además de casera, es integral y no lleva salsa de tomate, sino un sofrito de tomate y pimiento.

IMG_20160801_230152.jpg

Ingredientes (para 2 minipizzas):

  • 1 lata de atún en aceite de oliva
  • 1 o 2 lonchas de queso light
  • 1 tomate
  • 1/4 de un pimiento rojo grande
  • 1 diente de ajo
  • Varias hojas de albahaca
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Para la masa de pizza integral:

  • 95g de harina de trigo integral
  • 90 ml de agua
  • 1 cdta de levadura química
  • 1 pellizco de sal
  • 1/2 cdta de aceite de oliva

Elaboración:

Comenzamos haciendo la masa de pizza. Para ello, mezclamos en un bol la harina, la levadura y la sal. Mezclamos el agua y el aceite en un vaso y lo metemos en el microondas durante unos segundos, hasta templar la mezcla. Hacemos un agujerito en el centro de la harina y vertimos el agua con el aceite. Vamos mezclando poco a poco con la mano, hasta obtener una masa elástica. Amasamos unos minutos, añadiendo un poco más de harina si es necesario. Hacemos una bola con la masa y dejamos reposar, durante 45 minutos, en un recipiente tapado con un paño húmedo.

Mientras, iremos preparando el sofrito: Cortamos el pimiento rojo en cuadraditos pequeños y el diente de ajo en láminas. Calentamos una sartén con un poco de aceite e incorporamos el ajo y el pimiento. Sofreímos unos minutos.

Rallamos el tomate y lo incorporamos a la sartén. Salpimentamos y agregamos las hojas de albahaca. En este punto, sería recomendable añadir un poco de edulcorante o azúcar para contrarrestar la acidez del tomate. Dejamos cocinar unos 10-15 minutos, hasta que se haya evaporado el líquido del tomate y nos quede un sofrito meloso.

Para hacer las minipizzas, dividimos la masa en dos partes y le damos forma de bolitas. Con las manos vamos aplanando las bolitas, extendiéndolas sobre papel de hornear. A continuación, colocamos el sofrito sobre la superficie y añadimos la mitad del queso en trocitos. Escurrimos muy bien el atún y lo desmenuzamos para después colocarlo sobre el sofrito y el queso. Ponemos el resto del queso sobre el atún y rematamos con un poco de orégano.

Horneamos a 200º durante 15-20 minutos o hasta que veamos que la masa está hecha.

¡Listo!