Bolitas crujientes de bacalao con salsa de pimientos del piquillo

El otro día tenía puesto por casualidad el programa de los hermanos Torres en la televisión y estaban haciendo una receta de crujientes de bacalao que me pareció una magnífica idea. Además, ya de por sí era una receta saludable y no había que hacer ningún cambio.

Así que me dispuse a comprar los ingredientes necesarios para llevar a cabo mi propia versión de la receta y hoy hemos comido estas deliciosas bolitas crujientes de bacalao con una salsa de pimientos del piquillo. Una combinación de 10.

Podéis consultar la receta original de los hermanos Torres aquí.

IMG_20161112_153641.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 300g de bacalao desalado (podéis comprarlo tal cual, o bien, comprarlo salado y desalarlo en casa, aquí tenéis un tutorial sobre cómo hacerlo)
  • 2 patatas medianas
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 150g de pan duro (lo usaremos para hacer pan rallado crujiente, tipo panko, podéis comprarlo en el supermercado si lo preferís o usar pan rallado normal -aunque el resultado no será, ni de lejos, igual de crujiente-)
  • 1 o 2 huevos para empanar
  • 8 pimientos del piquillo con su jugo
  • 1/2 cdta de pimentón
  • Cayena molida
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Ponemos a hervir las patatas, con piel, en una olla con abundante agua. Cuando comience a hervir, añadimos una cucharada de sal (no os preocupéis por la cantidad de sal, la mayoría se queda en el agua) y dejamos cocer unos 25 minutos. Pasado ese tiempo pinchamos las patatas con un palillo o cuchillo y si atravesamos la patata sin dificultad, es que está lista. En caso contrario, dejamos cocer unos minutos más y repetimos la prueba del palillo. Sacamos las patatas y las dejamos enfriar, al menos 30 minutos, sobre un escurridor.

Mientras las patatas se cuecen, abrimos el pan por la mitad y lo colocamos sobre la bandeja del horno. Partimos uno de los dientes de ajo por la mitad y lo refregamos sobre el pan. Imprenamos el pan con un chorrito de aceite y horneamos a 180º unos 15 minutos o hasta que el pan esté dorado y crujiente. Introducimos en un procesador de alimentos y trituramos ligeramente hasta obtener la textura de la foto:

DSC_0854-01.jpeg

A continuación, cortamos el bacalao desalado en trozos de menos de 2 cm y reservamos. Cortamos el ajo en láminas y picamos la cebolla. Sofreímos en una olla primero el ajo y después, la cebolla. Cuando esté dorado, incorporamos el bacalao y rehogamos unos minutos. Agregamos el pimentón y removemos. Pelamos las patatas, las partimos en cubos de 2 o 3 cm y agregamos a la olla. Dejamos que se cocine todo, a la vez que removemos, un par de minutos y apartamos del fuego.

Entonces, chafamos con ayuda de un tenedor hasta conseguir la textura que se ve en la siguiente imagen.

DSC_0860-01.jpeg

Por último, formamos bolas con la mano y las pasamos por el huevo batido y el pan rallado. Disponemos las bolas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado y horneamos a 230º durante 20 minutos. Una vez pasado ese tiempo, encendemos el grill y dejamos en el horno hasta que queden doradas.

Para hacer la salsa, introducimos en un recipiente para batidora los pimientos del piquillo, una cucharada del jugo de los pimientos, otra cucharada de aceite de oliva, un poco de sal, pimienta y cayena. Batimos hasta emulsionar y ya tenemos nuestra salsa.

Servimos las bolas junto a la salsa. También podemos acompañar con una ensalada simple, así agregamos más verduras y conseguimos un plato redondo nutricionalmente.

¡Listo!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s