Arroz frito con kimchi. Receta coreana

Ya sabéis lo que me gustan las recetas asiáticas, así que esta vez le ha tocado el turno a la cocina coreana y he preparado este rico arroz frito coreano con kimchi. La cocina coreana se caracteriza por ser bastante picante, así que si no os lleváis bien con los sabores picantes, os aconsejo reducir la cantidad de pimienta de cayena que he usado.

IMG_20170330_144723_888

Continue reading “Arroz frito con kimchi. Receta coreana”

Risotto de langostinos y tomates secos

Hoy os traigo otra receta inspirada en una receta de la web Directo al Paladar. Esta vez se trata de un risotto de langostinos y tomates secos que está riquísimo, aunque no es una receta totalmente saludable, pues lleva una cantidad considerable de mantequilla.

En cuanto al arroz ideal para este tipo de preparación, sería uno de la variedad arborio o carnaroli, ambos provenientes de Italia. Pero si os resulta difícil de encontrar, podéis usar tranquilamente un arroz para sushi. Es el sustituto ideal del arroz arborio o carnaroli, pues estos tres tipos de arroz pertenecen a una variedad de arroz conocida como japónica, que se caracteriza por ser un arroz de grano corto y presentar una cantidad alta de almidón, ideal para preparar un risotto.

DSC_0572-01.jpeg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 180g de arroz arborio, carnaroli o arroz para sushi
  • 10 langostinos
  • 8 tomates secos en aceite
  • 750ml de agua
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cdta + 1 nuez de mantequilla
  • 30g de queso parmesano
  • Un chorrito de vino tinto
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Primero preparamos el caldo de langostinos. Para ello, pelamos los langostinos y sofreímos las cáscaras en una olla con un poco de aceite de oliva.  Con ayuda de una paleta, vamos golpeando las cabezas de los langostinos para que suelten todo el jugo posible. Cuando las cabezas estén anaranjadas, echamos el vino tinto y esperamos a que se evapore el alcohol. Añadimos entonces el agua, salamos y dejamos a fuego medio-bajo mientras preparamos el sofrito.

En una sartén honda o una olla, ponemos a calentar un poco de aceite junto con la cdta de mantequilla. Añadimos la cebolla picada junto con el ajo, también picado. Cuando comience a transparentar la cebolla, añadimos el arroz y removemos un par de minutos.

Colamos el caldo y lo mantenemos a fuego medio-bajo mientras lo incorporamos, cacito a cacito, al arroz. Es muy importante que removamos constantemente el arroz y que siempre tenga el caldo justo, pues eso hará que se libere el almidón que contiene el arroz y nos quede un risotto cremoso. En total, debemos estar unos 20 minutos repitiendo la operación: añadir un cazo de caldo y remover.

Cuando queden 10 minutos, añadimos los tomates secos (si son tomates secos deshidratados, los añadiremos 5 minutos antes) y los langostinos. Seguimos añadiendo el caldo y removiendo con normalidad hasta finalizar la cocción. Pasados los 20 minutos, apagamos el fuego, agregamos la nuez de mantequilla y el parmesano. Removemos hasta que la mantequilla y el parmesano se hayan fundido con el arroz y servimos.

¡Listo!

Arroz con pollo y tomate

Hoy he aprovechado unos restos de pollo a la plancha que tenía de la cena de anoche y he preparado un delicioso arroz con pollo y tomate. Es una receta súper fácil, rica y saludable. ¿Te animas a hacerla?

IMG_20160915_150804.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 filetes de pollo a la plancha (pueden estar aliñados con especias o sólo con sal y pimienta)
  • 2 tacitas o 200g de arroz (yo he usado arroz bomba, pero también podéis usar arroz integral)
  • 5 tacitas de caldo de verduras (2,5 veces el volumen de arroz)
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 300g de tomate rallado o triturado
  • 2 cdas de tomate frito (opcional)
  • 1 hoja de laurel
  • 1/4 cdta de pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Picamos la cebolla y el ajo (antes de picar el ajo le damos un golpe seco con la hoja del cuchillo para que suelte más sabor) y cortamos el pimiento rojo y el verde en trozos pequeños. Calentamos 2 cucharadas de aceite en una sartén y sofreímos la cebolla. A continuación, incorporamos el pimiento rojo y el verde, seguido del ajo y por último, el pimentón. Cuando esté todo bien pochado a fuego lento, agregamos el tomate triturado, el tomate frito, la hoja de laurel y salpimentamos. Cocinamos a fuego medio-bajo hasta reducir el tomate a la mitad (serán unos 15 minutos) e incorporamos el arroz.

Removemos unos minutos y bañamos con el caldo. Esperamos a que empiece a hervir y bajamos el fuego. Dejamos cocer a fuego lento (sin que deje de hervir en ningún momento) durante 25 minutos. Cuando resten 10 minutos para terminar la cocción, añadimos el pollo cortado en trocitos.

Si vemos que el arroz nos va a quedar seco, podemos agregar un poco más de caldo, calentándolo previamente en el microondas hasta que hierva.

Dejamos reposar unos minutos antes de servir y…

¡Listo!

 

 

Arroz con leche sin azúcar. Receta saludable

Hoy tenía ganas de preparar algo dulce para merendar, así que me he decidido a preparar una versión saludable, sin azúcar, del arroz con leche de toda la vida. Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20160831_192437.jpg

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 litro de leche (podéis usar la que más os guste, desnatada, vegetal…)
  • 200g de arroz redondo (si tenéis integral, mejor)
  • 1 ramita de canela
  • Varios trozos de piel de limón
  • 1 cdta de café de edulcorante líquido o una cantidad equivalente a 200g de azúcar de vuestro edulcorante preferido

Elaboración:

Comenzamos poniendo a calentar la leche en una olla. Añadimos el palito de canela partido en dos, la cáscara de limón y el edulcorante para aromatizar. Al cortar la piel del limón hay que tener cuidado de no rozar la parte blanca, pues nos dará un sabor amargo.

Mientras, ponemos en otra olla 2 vasos de agua a hervir y añadimos el arroz. Dejamos cocer 5 minutos y colamos.

Cuando la leche comience a hervir, añadimos el arroz y dejamos cocer durante 20 minutos a fuego medio o suave, removiendo frecuentemente para que no se pegue. Pasados esos 20 minutos el arroz debe estar tierno y debe verse en la superficie de la leche. Si durante el tiempo de cocción vemos que se va a quedar seco, podemos agregar un poco más de leche.

Probamos el arroz por si tenemos que agregar más edulcorante para que esté a nuestro gusto y dejamos reposar en la olla unos 5 minutos antes de repartirlo en cuencos individuales y espolvorear un poco de canela encima.

¡Listo!

 

Cocina asiática: Pollo teriyaki con arroz basmati

Últimamente estoy muy deseosa de comida asiática, en unos pocos días he hecho varios platos asiáticos y hoy le ha tocado el turno al pollo teriyaki. Sé que es difícil hacer este plato, no por su complejidad (lo puede llevar a cabo un niño de 6 años) sino porque los ingredientes originales son difíciles de conseguir. Por eso, he hecho una versión con ingredientes que podemos encontrar en cualquier supermercado y que además, no tiene nada que envidiarle a la original porque está buenísima. Por supuesto, también os diré cómo hacer la receta original con los ingredientes que cualquier japonés usaría para realizar esta receta.

IMG_20160825_145655.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 contramuslos deshuesados de pollo
  • 3 cucharadas de harina de trigo (para rebozar)
  • Varios trozos de cebolleta (de la parte verde)
  • Aceite de oliva

Para la salsa teriyaki:

  • Salsa teriyaki fácil: 50ml de salsa de soja, 50 ml de vino blanco y 50g de azúcar
  • Salsa teriyaki original: 40ml de salsa de soja, 30 ml de sake (para cocinar), 30 ml de mirin y 1 cda de azúcar

Para el arroz basmati:

  • 130g de arroz basmati
  • Una pizca de cominos molidos
  • Varias semillas de anís
  • Varias hojas de cilantro fresco o una pizca de semillas de cilantro
  • Una pizca de sal
  • Agua

Os recuerdo que podéis sustituir el azúcar por miel o bien, utilizar azúcar moreno de caña integral si queréis una versión más saludable de este plato.

Elaboración:

Preparamos el arroz basmati. Para ello, primero vamos a eliminar el almidón que trae el arroz (así nos quedará un arroz suelto). En una olla, lavamos el arroz con agua fría varias veces, hasta que el agua salga completamente limpia. Cubrimos con agua el arroz (el agua no debe sobrepasar en más de 1 dedo el arroz) y dejamos reposar 10 minutos. Es importante no saltarse este paso, pues si el arroz no reposa necesitará más tiempo para hacerse.

A continuación, ponemos el arroz, en el mismo agua donde ha reposado, en el fuego y añadimos una pizca de sal. Dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante 15 minutos y retiramos. Hay que empezar a contar el tiempo en el mismo momento en el que ponemos la olla en el fuego, cuando el agua aun está fría.

En una sartén, tostamos ligeramente el comino, el anís y el cilantro. Añadimos al arroz y removemos bien. Reservamos.

Mezclamos los ingredientes de la salsa teriyaki en un bol. Enharinamos ligeramente el pollo y lo sofreímos, junto con la cebolleta, en un poco de aceite de aceite de oliva. Cuando el pollo esté bien dorado por ambos lados, agregamos la salsa teriyaki que hemos preparado antes y dejamos reducir. Debemos darle la vuelta al pollo varias veces para que vaya tomando color y se impregne bien en la salsa. En total debemos dejarlo unos 10 minutos, si vemos que nos vamos a quedar sin salsa, podemos tapar la sartén para que no se evapore.

Servimos el pollo cortado en tiras junto con el arroz y bañamos con la salsa teriyaki.

¡Listo!

Cocina asiática: Curry japonés

Ayer fui a un supermercado asiático en Sevilla que se llama “Hiper Oriente” y compré algunas cosas, entre ellas algunos ingredientes para hacer dos platos japoneses. Pues bien, uno de ellos es este delicioso curry japonés de carne de cerdo.

IMG_20160629_154728

Aunque no es una receta totalmente saludable (he usado unas pastillas de curry, parecidas a las pastillas de caldo), os daré una alternativa saludable. Aunque claro, el sabor no será el mismo.

Ingredientes (Para 4 personas):

  • 450g de carne de cerdo (yo he usado solomillo)
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 patata grande
  • 2 pastillas o cubos de curry (Para la versión saludable sustituiremos estas pastillas por 3 cdtas de curry, 2 cdtas de garam masala, una cdta de miel y una cdta de agua)
  • 750ml de caldo de verduras
  • 4 tacitas de arroz (yo he usado arroz integral de grano semilargo)
  • 8 tacitas de agua
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Si vamos a realizar la versión saludable de esta receta, mezclamos el curry, el garam masala, la miel y el agua hasta conseguir una pasta densa y homogénea.

Si vamos a realizar la versión “no saludable”, tendremos que usar dos cubitos de estas pastillas:

IMG_20160629_161655

Podréis encontrar estas pastillas u otras parecidas en cualquier supermercado de alimentación asiática.

Una vez aclarado esto, vamos a preparar el curry.

Comenzamos cortando la cebolla en trozos no demasiado pequeños. Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas. Pelamos y cortamos la patata en cubos (hay que “chasquear” la patata para obtener una salsa espesa, sobretodo si no vamos a usar las pastillas). Cortamos la carne en trozos de unos 2cm.

En una olla alta, calentamos un poco de aceite y pochamos la cebolla durante 5 minutos. Retiramos y añadimos la carne. Salpimentamos y salteamos la carne hasta que se dore por todos lados. Volvemos a incorporar la cebolla, junto a la zanahoria y el caldo. Cocinamos a fuego muy lento durante 20 minutos.

A continuación, apartamos del fuego y añadimos las pastillas de curry en trocitos, o en el caso de hacer la versión saludable, la pasta de especias que hicimos al principio. Removemos bien hasta que se disuelvan las pastillas o la pasta en el caldo. Incorporamos las patatas y dejamos cocer a fuego medio-bajo hasta que la patata esté cocida y el caldo haya espesado (será aproximadamente 1 hora).

Mientras se cuecen las patatas, vamos a preparar el arroz. Primero tendremos que eliminar el almidón y para ello, vamos a lavar el arroz en agua limpia. En un bol, cubrimos el arroz con agua fría y removemos con la mano. Cuando el agua se enturbie, cambiamos el agua y repetimos la operación hasta que el agua quede transparente.

Rehogamos 1 diente de ajo cortado en láminas en una olla. Añadimos el arroz y damos unas vueltas. Agregamos el agua y un poco de sal. Dejamos a fuego medio unos 20 minutos (o el tiempo indicado en el envase del arroz), vigilando que no se vaya a secar antes de tiempo (si vemos que se va a quedar sin agua, añadiremos un poco más, que tendremos que calentar previamente en el microondas). Una vez transcurrido el tiempo de cocción, dejamos reposar 5 minutos tapado con un paño.

Emplatamos, colocando el arroz a un lado del plato y el curry en el otro.

¡Listo!

Arroz de la huerta con magro y jamón

La receta de este riquísimo arroz la he sacado de la revista Cocina Fácil y os la pongo a continuación (un poco modificada):

13188029_857498987710581_1718456298_n

Ingredientes (Para 4 personas):

  •  4 tacitas de arroz (si puede ser integral, mejor)
  •  8 tacitas de caldo de verduras
  •  75g de taquitos de jamón curado
  •  1/4 kg de magro de cerdo
  •  6 alcachofas (yo las he usado en conserva)
  •  2 zanahorias
  •  100g de guisantes en conserva
  •  1 tomate rallado o triturado
  •  1 cebolla
  •  2 dientes de ajo
  •  1 ramita de perejil
  •  1 hoja de laurel
  •  1 cdta de pimentón dulce
  •  Aceite de oliva

Elaboración:

Comenzamos sofriendo el magro limpio y cortado en trozos en un poco de aceite. Salpimentamos y retiramos. Pochamos la cebolla en el mismo aceite, añadimos la zanahoria y el ajo picadito y rehogamos unos minutos. Añadimos el tomate, salpimentamos y dejamos a fuego muy lento 10 min. Incorporamos el magro, el jamón, el arroz, el perejil, una hoja de laurel y el pimentón. Removemos bien unos 2 min y añadimos el caldo (previamente calentado). Remover y cocer unos 16 o 17 minutos. Añadir las alcachofas y los guisantes cuando queden 3 min. Dejar reposar 5 minutos tapado antes de servirlo y ¡listo!