Caracolas de pasta en salsa cremosa de tomate (sin nata)

El otro día me hice este estupendo plato de pasta con una salsa de tomate super cremosa y super rica. Normalmente, para conseguir una textura cremosa, es necesario usar nata líquida, pero me las he ingeniado para no hacerlo y la verdad es que no puedo estar más contenta con el resultado.

Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20171123_132923_447

Continue reading “Caracolas de pasta en salsa cremosa de tomate (sin nata)”

Aperitivo de pan, salsa de tomate y rúcula

Esta noche os traigo esta receta de inspiración italiana, que curiosamente usa como base un tipo de pan indio y es que a mí me va la cocina fusión…

Ya en serio, siempre que iba a uno de los restaurantes Ginos, una cadena de restaurantes italianos, pedía un antipasti que consistía en una fina masa de pizza cubierta con una salsa de tomate casera y rúcula. Como no tenía ganas de hacer la masa de pizza, pensé en sustituirla con una tortilla mexicana de trigo, pero en la despensa encontré algo mejor, un paquete de pan roti o chapati, un tipo de pan indio.

IMG_20170314_224613_896.jpg

Continue reading “Aperitivo de pan, salsa de tomate y rúcula”

Espaguetis al nero di sepia con langostinos

El otro día vi en el supermercado unos espaguetis al nero di sepia y sin pensarlo dos veces, los metí en la cesta. Acto seguido fui a la sección de pescado y marisco y cogí una caja de langostinos. Así que hoy me he marcado estos deliciosos espaguetis al nero di sepia con langostinos y como no podía ser de otra forma, aquí os traigo la receta.

IMG_20161018_145441.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 180g de espaguetis al nero di sepia
  • 12 langostinos
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 3 cdas de tomate frito o tomate triturado
  • Parmesano rallado al gusto
  • 1 chorrito de vino tinto (opcional)
  • 250ml de agua + 1,8l de agua para cocer la pasta
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando el caldo de langostinos. Pelamos los langostinos y sofreímos las cabezas y las cáscaras en una olla con un poco de aceite. Con una paleta, vamos presionando las cabezas para que suelten todos sus jugos. Cuando las cabezas estén anaranjadas, añadimos el chorrito de vino tinto y esperamos a que se evapore el alcohol. Agregamos 250ml de agua y dejamos en el fuego (sin que llegue a hervir en ningún momento). Salamos.

Mientras, preparamos el sofrito para la salsa. Calentamos un poco de aceite en una sartén honda y sofreímos los langostinos hasta que estén completamente hechos. Reservamos. En la misma sartén, sofreímos la cebolleta y el ajo. Cuando todo esté bien pochado, incorporamos el tomate frito y la albahaca picada. Le damos un par de vueltas y agregamos el caldo de los langostinos, que habremos colado previamente. Dejamos a fuego fuerte y esperamos a que reduzca el caldo y nos quede una salsita espesa (tardará unos 10 minutos). Incorporamos los langostinos a la salsa y retiramos del fuego.

Ponemos a hervir en una olla alta 1’8l de agua con sal e introducimos los espaguetis. A medida que se vayan ablandando, empujamos los espaguetis hasta conseguir que esté todo dentro de la olla. Dejamos hervir el tiempo indicado por el fabricante (normalmente unos 10 minutos) y escurrimos.

Por último, mezclamos los espaguetis con la salsa de langostinos y servimos acompañando con un poco de queso parmesano.

¡Listo!

Receta de masa de pizza italiana

Después de probar varias recetas de masa de pizza, por fin he encontrado una que me gusta al 100%. Siempre tenía problemas con la textura, el sabor, la cocción… Pero con esta receta tendrás una masa riquísima y con una textura perfecta, ni demasiado dura ni demasiado esponjosa.

img_20161002_143957-01

Ingredientes (para 2 personas):

  • 250g de harina de fuerza (aunque también podéis usar harina normal o integral, pero tened en cuenta que afectará a su sabor)
  • 125ml de agua tibia
  • 2g de levadura de panadería seca o liofilizada
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 4 o 5g de sal

Elaboración:

Colocamos la harina en un bol y reservamos 1 o 2 cdas (de los 250g) para amasar después. Con una cuchara de madera, abrimos un hueco en el centro de la harina. Por otro lado, mezclamos el agua tibia con la levadura y la vertimos en el hueco que hemos hecho en la harina.

Con la misma cuchara, movemos de dentro hacia fuera hasta que la harina absorba el agua. Agregamos entonces el aceite y la sal. Comenzamos a amasar con la mano hasta tener una masa medianamente manejable. A continuación pasamos la masa a una superficie enharinada y empezamos a amasar, intercalando un amasado normal -el de toda la vida- con un amasado estirando la masa en forma de churro y enrollándola sobre sí misma. Tendremos que repetir la operación durante 10 minutos.

En cuanto a la harina, no tenemos que usar 250g justos, sino que usaremos la harina necesaria hasta que la masa deje de pegarse.

Cuando terminemos de amasar, formamos una bola con la masa y la colocamos sobre un bol previamente engrasado. Cubrimos con un paño de algodón y dejamos levar en un sitio cálido durante 1 hora. Pasado el tiempo de levado, comprobamos si la masa está lista para hornear. Para ello, presionamos con un dedo la masa y si esta vuelve a recuperar su forma, es que está lista.

Extendemos la masa sobre papel de horno. Podemos usar las manos si nos gusta la masa gordita o bien, un rodillo si preferimos una masa fina. Una vez extendida la masa, cubrimos con los ingredientes que más nos gusten y horneamos a 230º (calor arriba y abajo) durante 15 minutos. Después horneamos unos minutos sólo con calor abajo, hasta que la base de la masa quede ligeramente tostada.

¡Listo!

Risotto de langostinos y tomates secos

Hoy os traigo otra receta inspirada en una receta de la web Directo al Paladar. Esta vez se trata de un risotto de langostinos y tomates secos que está riquísimo, aunque no es una receta totalmente saludable, pues lleva una cantidad considerable de mantequilla.

En cuanto al arroz ideal para este tipo de preparación, sería uno de la variedad arborio o carnaroli, ambos provenientes de Italia. Pero si os resulta difícil de encontrar, podéis usar tranquilamente un arroz para sushi. Es el sustituto ideal del arroz arborio o carnaroli, pues estos tres tipos de arroz pertenecen a una variedad de arroz conocida como japónica, que se caracteriza por ser un arroz de grano corto y presentar una cantidad alta de almidón, ideal para preparar un risotto.

DSC_0572-01.jpeg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 180g de arroz arborio, carnaroli o arroz para sushi
  • 10 langostinos
  • 8 tomates secos en aceite
  • 750ml de agua
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cdta + 1 nuez de mantequilla
  • 30g de queso parmesano
  • Un chorrito de vino tinto
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Primero preparamos el caldo de langostinos. Para ello, pelamos los langostinos y sofreímos las cáscaras en una olla con un poco de aceite de oliva.  Con ayuda de una paleta, vamos golpeando las cabezas de los langostinos para que suelten todo el jugo posible. Cuando las cabezas estén anaranjadas, echamos el vino tinto y esperamos a que se evapore el alcohol. Añadimos entonces el agua, salamos y dejamos a fuego medio-bajo mientras preparamos el sofrito.

En una sartén honda o una olla, ponemos a calentar un poco de aceite junto con la cdta de mantequilla. Añadimos la cebolla picada junto con el ajo, también picado. Cuando comience a transparentar la cebolla, añadimos el arroz y removemos un par de minutos.

Colamos el caldo y lo mantenemos a fuego medio-bajo mientras lo incorporamos, cacito a cacito, al arroz. Es muy importante que removamos constantemente el arroz y que siempre tenga el caldo justo, pues eso hará que se libere el almidón que contiene el arroz y nos quede un risotto cremoso. En total, debemos estar unos 20 minutos repitiendo la operación: añadir un cazo de caldo y remover.

Cuando queden 10 minutos, añadimos los tomates secos (si son tomates secos deshidratados, los añadiremos 5 minutos antes) y los langostinos. Seguimos añadiendo el caldo y removiendo con normalidad hasta finalizar la cocción. Pasados los 20 minutos, apagamos el fuego, agregamos la nuez de mantequilla y el parmesano. Removemos hasta que la mantequilla y el parmesano se hayan fundido con el arroz y servimos.

¡Listo!

Tortiglioni alla Norma

El otro día preparé esta deliciosa receta de pasta italiana. Siempre me gusta tener una gran variedad de salsas para la pasta, especialmente si son salsas de verduras, porque son las más saludables. Ese es el caso de estos Tortiglioni alla Norma, una receta de pasta con tomate y berenjena que está riquísima.

IMG_20160922_153325.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 180g de pasta (en mi caso he usado Tortiglioni de la marca Barilla)
  • 1 berenjena
  • 400g de tomate triturado
  • 1 cda de tomate frito o salsa de tomate (opcional)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Varias hojas de albahaca fresca
  • 1 sobre de azúcar o su equivalente en edulcorante (1 pastilla de sacarina, un sobre de edulcorante en polvo…)
  • Queso para acompañar (la receta tradicional italiana lleva ricota, pero podéis usar el que más os guste)
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Lavamos la berenjena y despuntamos con un cuchillo. Cortamos 4 rodajas de unos 5mm cada una y el resto, lo cortamos en dados. Salamos y dejamos sudar en un escurridor, tanto las rodajas como los dados, durante 30 minutos.

Sofreímos la cebolla, cortada en juliana, y los dientes de ajo picados. Añadimos un poco de sal y cuando esté bien pochado, agregamos la berenjena y removemos unos minutos.

A continuación, añadimos el tomate triturado y el tomate frito. Incorporamos también la albahaca fresca picada y el azúcar o edulcorante. Cocinamos a fuego medio hasta que la salsa se reduzca (unos 20 minutos).

Mientras, precalentamos el horno y pasamos las rodajas de berenjena por huevo y pan rallado. Colocamos sobre una bandeja de horno y pulverizamos con aceite. Horneamos a 200º durante 20 minutos y luego, varios minutos más con el grill encendido, hasta que queden doradas. Damos la vuelta a las berenjenas y volvemos a hornear con el grill hasta que queden doradas por el otro lado. Cortamos cada rodaja en dados y reservamos.

Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante y escurrimos. Incorporamos la pasta a la salsa y removemos bien. Servimos en un plato acompañando con la berenjena empanada y el queso.

¡Listo!

Pappardelle de calabacín con salsa de tomate y jamón york

Imaginaos que vais a cenar y tenéis unas ganas terribles de pasta, pero ya habéis comido una buena cantidad de carbohidratos en el almuerzo… Pues ahora podéis disfrutar de un buen plato de “pasta” sin sentiros culpables. Si queréis saber como se hacen estos falsos pappardelle de calabacín, seguid leyendo.

IMG_20160912_150753.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 calabacines
  • 400g de tomate triturado
  • 1 cda de tomate frito (opcional)
  • 10-12 lonchas de jamón cocido
  • Parmesano rallado al gusto
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cdta de orégano
  • 1 cdta de albahaca
  • 1 cdta de perejil
  • Pimienta de cayena molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa. Cortamos el jamón cocido en trozos pequeños y los salteamos con unas gotas de aceite hasta que estén dorados. Reservamos.

Echamos un poquito de aceite en la sartén y sofreímos el ajo picado junto con la cayena. Agregamos el tomate triturado y el tomate frito. Salamos e incorporamos las hierbas aromáticas. Cocinamos a fuego medio unos 15 minutos, hasta que la salsa de tomate quede espesa. Agregamos el jamón york, removemos y reservamos.

A continuación, vamos a preparar la pasta de calabacín. Limpiamos los calabacines y los secamos con un paño de cocina. Con una mandolina comenzamos a sacar tiras de calabacín de un extremo a otro del calabacín. Al principio quizás nos cueste un poco, pero después de coger el truco nos saldrán unas bonitas tiras delgadas y anchas. Solo podremos aprovechar el calabacín hasta llegar a las semillas, pues esa parte se deshace al cocinarla y por tanto no debemos usarla en esta receta.

Inmediatamente después, salteamos a fuego fuerte las tiras de calabacín en una sartén con un poco de aceite. Cuando las tiras estén al dente salamos y las retiramos del fuego. Colocamos los pappardelle en el plato y cubrimos con una cantidad generosa de salsa y un poco de parmesano rallado.

¡Listo!

 

 

Berenjenas a la parmesana

Un día navengando por internet me topé con una receta de pechuga de pollo a la parmesana que sin duda, llamó mi atención. El problema es que no tenía pollo, así que me puse a trastear la nevera y encontré una hermosa berenjena. Así fue como surgió la idea de hacer estas ricas berenjenas a la parmesana, a las que añadí unas lonchas de jamón york para tener algo más de proteína. No hace falta decir que es un plato muy ligero y saludable, pues aunque las berenjenas estén empanadas, las haremos en el horno.

IMG_20160904_155730

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1 berenjena grande
  • 50g de pan rallado
  • 30g de parmesano en polvo
  • 1 huevo
  • Tomate frito (lo ideal sería un tomate frito casero)
  • 6 lonchas de jamón cocido
  • Queso para gratinar
  • 1 cdta de tomillo seco
  • 1 cdta de albahaca seca
  • Aceite de oliva en spray (opcional)
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos lavando la berenjena bajo el grifo, la secamos bien con un paño y la cortamos longitudinalmente en rebanadas de unos 5 mm de grosor. Salamos las rebanadas por ambos lados y las disponemos sobre papel de cocina doble para que suden.

Pasados al menos 30 minutos, presionamos las rodajas de berenjena con más papel de cocina para eliminar la mayor cantidad de agua posible. A continuación, mezclamos el pan rallado, el parmesano, el tomillo y la albahaca en un bol. Pasamos cada rebanada de berenjena primero por huevo y después por la mezcla anterior. Podéis hacerlo dos veces si queréis un empanado más grueso.

Colocamos la berenjena sobre una bandeja de horno y pulverizamos con aceite. Horneamos a 200º durante 20 minutos, más 5 minutos de grill.

Una vez que tenemos nuestra berenjena horneada, cubrimos cada rebanada con dos o tres cucharadas de tomate frito, dos lonchas de jamón cocido y un poco de queso rallado (yo he vuelto a usar parmesano). Horneamos de nuevo a 200º durante 10 minutos, más otros 5 minutos de grill.

¡Listo!

Tallarines con salsa pomodoro y langostinos

Hoy os traigo otra recetita para pasta que está para chuparse los dedos y además, es muy saludable. Aunque tenéis que tener en cuenta que si tomamos un plato de pasta para el almuerzo, no deberíamos ingerir más carbohidratos en la cena (obviamente los carbohidratos de la fruta y de la verdura están excluidos, esos DEBÉIS tomarlos, a ser posible, en todas las comidas).

IMG_20160727_150433

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160-200g de tallarines
  • 24 langostinos crudos
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 400g de tomate troceado (yo he usado de lata)
  • 1 hoja de laurel
  • 3 hojas de albahaca
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa pomodoro. Picamos 2 dientes de ajo bien finitos y los doramos en una sartén con un poco de aceite. Añadimos la hoja de laurel y la cebolla bien picadita y rehogamos unos minutos, hasta que la cebolla se ponga transparente. Agregamos el tomate troceado, tapamos y cocinamos 15 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Pasado ese tiempo, añadimos las hojas de albahaca y salpimentamos. Volvemos a tapar y cocinamos otros 5 minutos. Reservamos.

Pelamos los langostinos y reservamos las cabezas. En otra sartén, doramos el otro diente de ajo bien picadito, subimos el fuego e incorporamos los langostinos. Mientras se hacen los langostinos, en un mortero machacamos las cabezas de langostinos para sacar su jugo. Añadimos al mortero un chorrito de vino blanco y volvemos a machacar. Colocamos un colador sobre la sartén donde tenemos los langostinos y vaciamos el mortero sobre el colador, para que el jugo caiga sobre los langostinos.

En caso de que hayáis comprado langostinos o gambas peladas, agregamos el vino directamente a la sartén, cuando los langostinos estén casi en su punto.

Cuando el vino se haya evaporado, agregamos la salsa pomodoro a la sartén donde estamos cocinando los langostinos. Removemos bien y apartamos del fuego.

Cocinamos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos y mezclamos la pasta con la salsa y los langostinos. Podemos volver a calentar en caso de que se haya enfriado la salsa. Servimos en un plato, reservando varios langostinos para colocarlos encima.

¡Listo!

Pasta con salsa arrabiata

¡Hola! Hoy os traigo una de mis salsas favoritas para la pasta, la salsa arrabiata. Es una salsa a base de tomate, ajo y pimienta de cayena. Yo la uso sobretodo para la pasta rellena, porque este tipo de pasta es mi preferida, pero podéis usarla para cualquier tipo de pasta.

IMG_20160711_153452

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160-200g de pasta a tu elección (seca, fresca, rellena…)
  • 400g de tomate troceado
  • 2 cdas de tomate frito (opcional)
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1-2 pimientas de cayena (dependiendo del nivel de picante que te guste)
  • Queso parmesano rayado al gusto
  • Albahaca fresca o seca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa arrabiata. Picamos los ajos y la cayena (podéis quitar las semillas para que no pique mucho). Calentamos un poco de aceite en una sartén y añadimos el ajo y la cayena. Sofreímos un rato, con cuidado de que el ajo no se ponga dorado. Añadimos el tomate troceado y el tomate frito. Dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante 20 o 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Transcurrido ese tiempo apagamos el fuego y reservamos.

A continuación, cocinaremos la pasta en agua hirviendo con sal siguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos la pasta y calentamos ligeramente la salsa de nuevo. Agregamos la pasta a la salsa y removemos. Servimos en un plato acompañando con un poco de parmesano y albahaca.

¡Listo!

Tagliatelle con salsa rústica y parmesano

Hola a todos! Hoy he hecho estos tagliatelle con salsa rústica y parmesano. Normalmente la salsa rústica lleva bacon o panceta, pero yo he usado jamón cocido para hacer una versión más light.

13320219_238465103199866_1381516378_n

Ingredientes para 2 personas:

  • 160g de tagliatelle al huevo
  • 1 cebolla pequeña
  • 8 lonchas de jamón cocido
  • 10 aceitunas negras cortadas en láminas
  • 400g de tomate natural troceado (puede ser de lata)
  • Parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboracion:

Comenzamos pochando la cebolla finamente picada en una sartén, añadimos el jamón cocido cortado en tiras y cuando esté hecho, añadimos las aceitunas. Removemos un poco e incorporamos el tomate. Dejamos cocinar a fuego medio unos 15 minutos y reservamos.

Preparamos la pasta hirviéndola en agua con sal durante el tiempo especificado por el fabricante. Escurrimos e incorporamos la pasta a la salsa. Removemos bien y servimos con parmesano rallado al gusto.