Albóndigas de bacalao

Después de un tiempo sin publicar ninguna receta, he decidido volver con esta estupendísima receta de albóndigas de bacalao. Es perfecta para una comida principal, pues contiene todos los nutrientes que necesitamos, además de otros micronutrientes que aportan las verduras. Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20170314_154202_770

Continue reading “Albóndigas de bacalao”

Bolitas crujientes de bacalao con salsa de pimientos del piquillo

El otro día tenía puesto por casualidad el programa de los hermanos Torres en la televisión y estaban haciendo una receta de crujientes de bacalao que me pareció una magnífica idea. Además, ya de por sí era una receta saludable y no había que hacer ningún cambio.

Así que me dispuse a comprar los ingredientes necesarios para llevar a cabo mi propia versión de la receta y hoy hemos comido estas deliciosas bolitas crujientes de bacalao con una salsa de pimientos del piquillo. Una combinación de 10.

Podéis consultar la receta original de los hermanos Torres aquí.

IMG_20161112_153641.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 300g de bacalao desalado (podéis comprarlo tal cual, o bien, comprarlo salado y desalarlo en casa, aquí tenéis un tutorial sobre cómo hacerlo)
  • 2 patatas medianas
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 150g de pan duro (lo usaremos para hacer pan rallado crujiente, tipo panko, podéis comprarlo en el supermercado si lo preferís o usar pan rallado normal -aunque el resultado no será, ni de lejos, igual de crujiente-)
  • 1 o 2 huevos para empanar
  • 8 pimientos del piquillo con su jugo
  • 1/2 cdta de pimentón
  • Cayena molida
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Ponemos a hervir las patatas, con piel, en una olla con abundante agua. Cuando comience a hervir, añadimos una cucharada de sal (no os preocupéis por la cantidad de sal, la mayoría se queda en el agua) y dejamos cocer unos 25 minutos. Pasado ese tiempo pinchamos las patatas con un palillo o cuchillo y si atravesamos la patata sin dificultad, es que está lista. En caso contrario, dejamos cocer unos minutos más y repetimos la prueba del palillo. Sacamos las patatas y las dejamos enfriar, al menos 30 minutos, sobre un escurridor.

Mientras las patatas se cuecen, abrimos el pan por la mitad y lo colocamos sobre la bandeja del horno. Partimos uno de los dientes de ajo por la mitad y lo refregamos sobre el pan. Imprenamos el pan con un chorrito de aceite y horneamos a 180º unos 15 minutos o hasta que el pan esté dorado y crujiente. Introducimos en un procesador de alimentos y trituramos ligeramente hasta obtener la textura de la foto:

DSC_0854-01.jpeg

A continuación, cortamos el bacalao desalado en trozos de menos de 2 cm y reservamos. Cortamos el ajo en láminas y picamos la cebolla. Sofreímos en una olla primero el ajo y después, la cebolla. Cuando esté dorado, incorporamos el bacalao y rehogamos unos minutos. Agregamos el pimentón y removemos. Pelamos las patatas, las partimos en cubos de 2 o 3 cm y agregamos a la olla. Dejamos que se cocine todo, a la vez que removemos, un par de minutos y apartamos del fuego.

Entonces, chafamos con ayuda de un tenedor hasta conseguir la textura que se ve en la siguiente imagen.

DSC_0860-01.jpeg

Por último, formamos bolas con la mano y las pasamos por el huevo batido y el pan rallado. Disponemos las bolas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado y horneamos a 230º durante 20 minutos. Una vez pasado ese tiempo, encendemos el grill y dejamos en el horno hasta que queden doradas.

Para hacer la salsa, introducimos en un recipiente para batidora los pimientos del piquillo, una cucharada del jugo de los pimientos, otra cucharada de aceite de oliva, un poco de sal, pimienta y cayena. Batimos hasta emulsionar y ya tenemos nuestra salsa.

Servimos las bolas junto a la salsa. También podemos acompañar con una ensalada simple, así agregamos más verduras y conseguimos un plato redondo nutricionalmente.

¡Listo!

 

 

Ensalada otoñal de aguacate y langostinos

No hay nada mejor que una rica ensalada saludable y que además, entre por los ojos. Es el caso de esta colorida ensalada de aguacate y langostinos, que además de apetitosa está súper rica. Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20161111_143553.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 20 langostinos
  • 1 aguacate
  • 1 granada
  • Mezcla variada de lechugas y brotes
  • 1/2 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Pelamos y hacemos los langostinos a la plancha. Salpimentamos.

Cortamos la granada por la mitad (hay que cortar perpendicular a las ondulaciones de la granada) y con ayuda de una cuchara, golpeamos enérgicamente la granada para sacar los granos.

Cortamos el aguacate por la mitad, retiramos el hueso y sacamos la carne con una cuchara. Cortamos en pequeños trozos y reservamos.

Exprimimos el medio limón y reservamos.

Colocamos la mezcla de lechugas en una fuente o bol, agregamos los langostinos, el aguacate y la granada. Salpimentamos y aderezamos con el zumo de limón y el aceite de oliva (debemos usar el doble de cantidad de aceite de oliva que de limón).

¡Listo!

Revuelto de melva y tomate

¿Hay algo más fácil y rico que un revuelto? Siempre que estoy indecisa o perezosa a la hora de cocinar me inclino por hacer uno, y es que nunca falla. Por eso hoy os traigo la receta de este estupendo revuelto de melva y tomate, muy fácil y rápido de hacer.

IMG_20161104_143149.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 huevos
  • 1/2 cebolla
  • 200g de tomate natural troceado
  • 1 cda de salsa de tomate (opcional)
  • 1 lata grande de melva en conserva (85g peso escurrido)
  • 3 lonchas de queso light
  • Perejil fresco picado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Comenzamos sofriendo la cebolla cortada en juliana en una sartén. Cuando la cebolla esté dorada y transparente, agregamos el tomate y la salsa de tomate, salpimentamos, añadimos el perejil y dejamos cocinar a fuego medio-fuerte unos 5 minutos.

A continuación, escurrimos y desmenuzamos la melva. Incorporamos al sofrito y mezclamos. En un bol, batimos los huevos y agregamos a la sartén.

Por último, repartimos el queso en trozos y dejamos cocer a fuego medio a la vez que removemos. El tiempo de cocción dependerá de cómo de hecho nos guste el revuelto.

¡Listo!

Espaguetis al nero di sepia con langostinos

El otro día vi en el supermercado unos espaguetis al nero di sepia y sin pensarlo dos veces, los metí en la cesta. Acto seguido fui a la sección de pescado y marisco y cogí una caja de langostinos. Así que hoy me he marcado estos deliciosos espaguetis al nero di sepia con langostinos y como no podía ser de otra forma, aquí os traigo la receta.

IMG_20161018_145441.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 180g de espaguetis al nero di sepia
  • 12 langostinos
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 3 cdas de tomate frito o tomate triturado
  • Parmesano rallado al gusto
  • 1 chorrito de vino tinto (opcional)
  • 250ml de agua + 1,8l de agua para cocer la pasta
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando el caldo de langostinos. Pelamos los langostinos y sofreímos las cabezas y las cáscaras en una olla con un poco de aceite. Con una paleta, vamos presionando las cabezas para que suelten todos sus jugos. Cuando las cabezas estén anaranjadas, añadimos el chorrito de vino tinto y esperamos a que se evapore el alcohol. Agregamos 250ml de agua y dejamos en el fuego (sin que llegue a hervir en ningún momento). Salamos.

Mientras, preparamos el sofrito para la salsa. Calentamos un poco de aceite en una sartén honda y sofreímos los langostinos hasta que estén completamente hechos. Reservamos. En la misma sartén, sofreímos la cebolleta y el ajo. Cuando todo esté bien pochado, incorporamos el tomate frito y la albahaca picada. Le damos un par de vueltas y agregamos el caldo de los langostinos, que habremos colado previamente. Dejamos a fuego fuerte y esperamos a que reduzca el caldo y nos quede una salsita espesa (tardará unos 10 minutos). Incorporamos los langostinos a la salsa y retiramos del fuego.

Ponemos a hervir en una olla alta 1’8l de agua con sal e introducimos los espaguetis. A medida que se vayan ablandando, empujamos los espaguetis hasta conseguir que esté todo dentro de la olla. Dejamos hervir el tiempo indicado por el fabricante (normalmente unos 10 minutos) y escurrimos.

Por último, mezclamos los espaguetis con la salsa de langostinos y servimos acompañando con un poco de queso parmesano.

¡Listo!

Bacalao dorado o Bacalao à Brás

Hace unos días subí a Instagram una foto de mi almuerzo, era Bacalao dorado o Bacalao à Brás. Os dije que subiría la receta al día siguiente, pero se me olvidó… Así que os traigo la estupenda receta hoy. Además os diré cómo hacerlo para que sea un plato lo más ligero posible.

IMG_20161013_145933.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 300g de migas de bacalao desaladas (cómo desalar bacalao)
  • 300g de cebolla
  • 2 patatas medianas
  • 5 huevos
  • 40ml de nata líquida (esto es opcional, pero si lo vais a añadir, os recomiendo usar nata líquida sin lactosa, pues sólo tiene un 15% de materia grasa, o bien, leche evaporada).
  • Perejil
  • Cebollino (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Este plato tradicionalmente se sirve con aceitunas negras, pero como a mí no me gustan, no las he añadido. Vosotros sois libres de hacerlo.

Elaboración:

Comenzamos rallando las patatas y las colocamos en una fuente apta para horno. Salamos, echamos un chorrito de aceite de oliva y mezclamos bien. Introducimos en el horno precalentado a 180º y dejamos cocinar hasta que estén doradas, removiendo frecuentemente. Pasados unos 30-40 minutos podemos encender el grill para que se terminen de dorar.

Mientras se hacen las patatas, cortamos la cebolla en juliana muy fina y la sofreímos a fuego lento en una sartén honda. Al cabo de 15 minutos, cuando la cebolla esté bien pochada, incorporamos el bacalao y subimos el fuego. Cocinamos unos minutos y añadimos las patatas. Removemos muy bien para que las patatas se mezclen con el resto de ingredientes, pues al salir del horno estarán bastante compactas aunque hayamos removido frecuentemente.

En un bol, batimos los huevos con la nata y a continuación, incorporamos la mezcla a la sartén. Cocinamos a fuego alto, removiendo frecuentemente, hasta que el huevo se haga pero sin que llegue a quedarse seco.

Retiramos del fuego y añadimos el perejil fresco picado. Removemos y servimos colocando sobre el bacalao un par de aceitunas negras o cebollino.

¡Listo!

Risotto de langostinos y tomates secos

Hoy os traigo otra receta inspirada en una receta de la web Directo al Paladar. Esta vez se trata de un risotto de langostinos y tomates secos que está riquísimo, aunque no es una receta totalmente saludable, pues lleva una cantidad considerable de mantequilla.

En cuanto al arroz ideal para este tipo de preparación, sería uno de la variedad arborio o carnaroli, ambos provenientes de Italia. Pero si os resulta difícil de encontrar, podéis usar tranquilamente un arroz para sushi. Es el sustituto ideal del arroz arborio o carnaroli, pues estos tres tipos de arroz pertenecen a una variedad de arroz conocida como japónica, que se caracteriza por ser un arroz de grano corto y presentar una cantidad alta de almidón, ideal para preparar un risotto.

DSC_0572-01.jpeg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 180g de arroz arborio, carnaroli o arroz para sushi
  • 10 langostinos
  • 8 tomates secos en aceite
  • 750ml de agua
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cdta + 1 nuez de mantequilla
  • 30g de queso parmesano
  • Un chorrito de vino tinto
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Primero preparamos el caldo de langostinos. Para ello, pelamos los langostinos y sofreímos las cáscaras en una olla con un poco de aceite de oliva.  Con ayuda de una paleta, vamos golpeando las cabezas de los langostinos para que suelten todo el jugo posible. Cuando las cabezas estén anaranjadas, echamos el vino tinto y esperamos a que se evapore el alcohol. Añadimos entonces el agua, salamos y dejamos a fuego medio-bajo mientras preparamos el sofrito.

En una sartén honda o una olla, ponemos a calentar un poco de aceite junto con la cdta de mantequilla. Añadimos la cebolla picada junto con el ajo, también picado. Cuando comience a transparentar la cebolla, añadimos el arroz y removemos un par de minutos.

Colamos el caldo y lo mantenemos a fuego medio-bajo mientras lo incorporamos, cacito a cacito, al arroz. Es muy importante que removamos constantemente el arroz y que siempre tenga el caldo justo, pues eso hará que se libere el almidón que contiene el arroz y nos quede un risotto cremoso. En total, debemos estar unos 20 minutos repitiendo la operación: añadir un cazo de caldo y remover.

Cuando queden 10 minutos, añadimos los tomates secos (si son tomates secos deshidratados, los añadiremos 5 minutos antes) y los langostinos. Seguimos añadiendo el caldo y removiendo con normalidad hasta finalizar la cocción. Pasados los 20 minutos, apagamos el fuego, agregamos la nuez de mantequilla y el parmesano. Removemos hasta que la mantequilla y el parmesano se hayan fundido con el arroz y servimos.

¡Listo!

Calabacín redondo relleno de melva

IMG_20160919_222608.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 calabacines redondos
  • 85g de melva en conserva (peso escurrido)
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 cdas de tomate frito
  • 3 cdas de tomate natural triturado
  • 2 lascas de queso
  • Parmesano rallado al gusto
  • 1/2 cdta de orégano seco
  • 1/2 cdta de albahaca seca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos vaciando los calabacines con ayuda de una cuchara sacabolas (una cuchara de medida semiesférica también servirá). Introducimos la carne del calabacín en un recipiente apto para microondas y cocinamos durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, chafamos con un tenedor o paleta chafadora.

Sofreímos la cebolla en un poco de aceite  y añadimos el pimiento verde y el rojo. Cuando esté todo bien pochadito, añadimos la melva escurrida y el calabacín. Rehogamos durante 5 minutos y salamos (cuidado con la cantidad de sal, pues la melva en conserva ya tiene sal).

Añadimos el tomate natural, el tomate frito, el orégano y la albahaca. Removemos bien un par de minutos y retiramos del fuego. Con la ayuda de una cuchara, rellenamos los calabacines y colocamos sobre cada uno de ellos una lasca de queso y un poco de parmesano rallado.

Horneamos a 200º durante 30 minutos. Pasado ese tiempo, encendemos el grill del horno para gratinar el queso.

¡Listo!

 

Dorada con verduras y patatas al horno

Me encantan las recetas en horno, son fáciles de hacer y se ensucian muy pocos cacharros de cocina, sin olvidar que es una forma de cocción muy sana, ya que se usa muy poco aceite. Es por eso que hoy he hecho esta fantástica dorada al horno con verduras y patatas. Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20160914_160446.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1 o 2 doradas (dependiendo del tamaño)
  • 2 patatas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 cebolla
  • 4 tomates pera
  • 6-8 rodajas de limón
  • 1/2 vaso de caldo de verduras
  • Un chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

Cortamos las patatas en rodajas de menos de 5mm de grosor. Colocamos las patatas sobre una bandeja refractaria, formando una cama y salpimentamos. Cortamos el ajo en láminas, los pimientos y la cebolla en juliana y colocamos sobre las patatas. Por último, cortamos los tomates en cubos y colocamos sobre el resto de las verduras. Salpimentamos pulverizamos con aceite de oliva -o bien regamos con 1 cda de aceite de oliva- y agregamos un chorrito de vino blanco. Horneamos durante 15 minutos a 200º.

Limpiamos la dorada (lo mejor es pedir en la pescadería que te la arreglen para hacerla en el horno) y practicamos varios cortes transversales en uno de los lomos. Introducimos una rodaja de limón en cada uno de los cortes y colocamos sobre la verdura cuando hayan pasado los 15 minutos. Regamos con el caldo de verduras y agregamos un poco de sal sobre las doradas. Horneamos a 200º durante 30-45 minutos (dependiendo del tamaño de la dorada) o hasta que la carne tenga un aspecto blanco y brillante.

Servimos la dorada acompañada de las patatas y verduras.

¡Listo!

Minipizzas de atún y pimiento. Receta saludable

Anoche me entraron ganas de pizza pero tenía un problema: No tenía salsa de tomate ni tampoco masa de pizza. Pero eso nunca ha sido un impedimento para mí, y lo que en principio podría disuadir a cualquiera, para mí es una oportunidad de sacarme algo nuevo de la manga.

Como ya he indicado en el título, estas minipizzas son súper saludables, ya que la masa, además de casera, es integral y no lleva salsa de tomate, sino un sofrito de tomate y pimiento.

IMG_20160801_230152.jpg

Ingredientes (para 2 minipizzas):

  • 1 lata de atún en aceite de oliva
  • 1 o 2 lonchas de queso light
  • 1 tomate
  • 1/4 de un pimiento rojo grande
  • 1 diente de ajo
  • Varias hojas de albahaca
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Para la masa de pizza integral:

  • 95g de harina de trigo integral
  • 90 ml de agua
  • 1 cdta de levadura química
  • 1 pellizco de sal
  • 1/2 cdta de aceite de oliva

Elaboración:

Comenzamos haciendo la masa de pizza. Para ello, mezclamos en un bol la harina, la levadura y la sal. Mezclamos el agua y el aceite en un vaso y lo metemos en el microondas durante unos segundos, hasta templar la mezcla. Hacemos un agujerito en el centro de la harina y vertimos el agua con el aceite. Vamos mezclando poco a poco con la mano, hasta obtener una masa elástica. Amasamos unos minutos, añadiendo un poco más de harina si es necesario. Hacemos una bola con la masa y dejamos reposar, durante 45 minutos, en un recipiente tapado con un paño húmedo.

Mientras, iremos preparando el sofrito: Cortamos el pimiento rojo en cuadraditos pequeños y el diente de ajo en láminas. Calentamos una sartén con un poco de aceite e incorporamos el ajo y el pimiento. Sofreímos unos minutos.

Rallamos el tomate y lo incorporamos a la sartén. Salpimentamos y agregamos las hojas de albahaca. En este punto, sería recomendable añadir un poco de edulcorante o azúcar para contrarrestar la acidez del tomate. Dejamos cocinar unos 10-15 minutos, hasta que se haya evaporado el líquido del tomate y nos quede un sofrito meloso.

Para hacer las minipizzas, dividimos la masa en dos partes y le damos forma de bolitas. Con las manos vamos aplanando las bolitas, extendiéndolas sobre papel de hornear. A continuación, colocamos el sofrito sobre la superficie y añadimos la mitad del queso en trocitos. Escurrimos muy bien el atún y lo desmenuzamos para después colocarlo sobre el sofrito y el queso. Ponemos el resto del queso sobre el atún y rematamos con un poco de orégano.

Horneamos a 200º durante 15-20 minutos o hasta que veamos que la masa está hecha.

¡Listo!

Tallarines con salsa pomodoro y langostinos

Hoy os traigo otra recetita para pasta que está para chuparse los dedos y además, es muy saludable. Aunque tenéis que tener en cuenta que si tomamos un plato de pasta para el almuerzo, no deberíamos ingerir más carbohidratos en la cena (obviamente los carbohidratos de la fruta y de la verdura están excluidos, esos DEBÉIS tomarlos, a ser posible, en todas las comidas).

IMG_20160727_150433

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160-200g de tallarines
  • 24 langostinos crudos
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 400g de tomate troceado (yo he usado de lata)
  • 1 hoja de laurel
  • 3 hojas de albahaca
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa pomodoro. Picamos 2 dientes de ajo bien finitos y los doramos en una sartén con un poco de aceite. Añadimos la hoja de laurel y la cebolla bien picadita y rehogamos unos minutos, hasta que la cebolla se ponga transparente. Agregamos el tomate troceado, tapamos y cocinamos 15 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Pasado ese tiempo, añadimos las hojas de albahaca y salpimentamos. Volvemos a tapar y cocinamos otros 5 minutos. Reservamos.

Pelamos los langostinos y reservamos las cabezas. En otra sartén, doramos el otro diente de ajo bien picadito, subimos el fuego e incorporamos los langostinos. Mientras se hacen los langostinos, en un mortero machacamos las cabezas de langostinos para sacar su jugo. Añadimos al mortero un chorrito de vino blanco y volvemos a machacar. Colocamos un colador sobre la sartén donde tenemos los langostinos y vaciamos el mortero sobre el colador, para que el jugo caiga sobre los langostinos.

En caso de que hayáis comprado langostinos o gambas peladas, agregamos el vino directamente a la sartén, cuando los langostinos estén casi en su punto.

Cuando el vino se haya evaporado, agregamos la salsa pomodoro a la sartén donde estamos cocinando los langostinos. Removemos bien y apartamos del fuego.

Cocinamos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos y mezclamos la pasta con la salsa y los langostinos. Podemos volver a calentar en caso de que se haya enfriado la salsa. Servimos en un plato, reservando varios langostinos para colocarlos encima.

¡Listo!

Cocina asiática: Okonomiyaki de gambas

Por fin vengo con otra de las recetas de cocina asiática, esta vez os traigo la receta de un Okonomiyaki de gambas. Además, os dejaré unos tips para preparar una versión más saludable y ligera. Algunos de los ingredientes no los podréis encontrar en supermercados normales, tendréis que ir a un supermercado de comida asiática.

Para quien quiera saberlo, he tomado la receta original de un canal de Youtube llamado Nekojitablog. No es un canal de cocina, sino un canal que cuenta las vivencias de una pareja, formada por un español y una japonesa, que vive en Japón. ¡Si os gusta la cultura asiática os recomiendo este canal!

IMG_20160725_151639.jpg

Ingredientes (Para 2 okonomiyakis):

  • 200g de gambas peladas y cocidas
  • 150g de repollo
  • 1 patata mediana
  • 150g de harina de trigo
  • 1 huevo
  • 1 cdta de salsa de soja
  • 200 ml de caldo de pescado
  • 6 lonchas de bacon
  • Queso parmesano rallado al gusto (opcional)
  • Mayonesa
  • Salsa Tonkatsu (yo he usado de la marca Bulldog, si no la encontráis, podéis hacer una salsa similar con 2 cdas de salsa barbacoa, 1 cda de ketchup, 1 cda de salsa de soja y 1/2 cda de salsa de ostras)
  • Katsuobushi o láminas de bonito seco (opcional)

Tips para preparar una versión más saludable:

Si queremos preparar una versión más ligera de este Okonomiyaki de gambas basta con hacer un par de ajustes:

  • Usar harina de trigo integral en lugar de harina de trigo blanca
  • Usar bacon de pavo, lacón o jamón cocido en lugar de bacon de cerdo
  • Usar una mayonesa ligera o light en lugar de una normal
  • Usar salsa barbacoa y ketchup versión ligera o light para hacer la salsa Tonkatsu
  • Podemos prescindir del parmesano o sustituirlo por un queso rallado light

Con estos simples retoques nos ahorraremos muchas calorías (provenientes de grasa y azúcares) y además, añadiremos más fibra gracias a la harina integral.

Elaboración:

Comenzamos cortando el repollo en juliana. Lo lavamos bien con ayuda de un escurridor y reservamos. Pelamos y rallamos la patata lo más fina posible. En un bol, mezclamos la patata con la harina, el huevo, el caldo y la salsa de soja hasta obtener una masa homogénea. Añadimos el repollo y mezclamos bien. Por último, añadimos las gambas peladas y removemos de nuevo.

Calentamos una sartén con un poco de aceite y con ayuda de un cazo, colocamos la mitad de la masa en la sartén, dando golpecitos para expandir la masa y así obtener un grosor uniforme. Cubrimos la tortilla con 3 lonchas de bacon, tapamos la sartén y cocinamos 5 minutos a fuego medio. Con ayuda de una paleta plana, damos la vuelta a la tortilla y ponemos un poco de queso rallado. Tapamos de nuevo la sartén y cocinamos otros 5 minutos a fuego medio. Sacamos la tortilla a un plato y hacemos la otra siguiendo los mismos pasos. Acompañamos las tortillas con la salsa Tonkatsu y mayonesa en forma de red. Rematamos el plato con un buen puñado de Katsuobushi o bonito seco.

¡Listo!