Tortilla de patatas con chorizo

Ayer nos apetecía comer una buena tortilla campera, pero me faltaban algunas verduras, así que en su lugar, se me ocurrió hacer esta deliciosa tortilla de patatas con chorizo. Además, os indicaré cómo hacerla para ahorraros una buena cantidad de calorías.

img_20161212_145301

Ingredientes (para 2 personas):

  • 5 huevos
  • 3 patatas medianas
  • 1/2 cebolla
  • 1 chorizo (en algunos sitios podéis encontrar chorizo de pollo, que tiene un 25% menos de grasa que el de cerdo)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Cortamos las patatas en rodajas y la cocemos en agua o al vapor (unos 15 minutos). Pinchamos con un palito y si se pueden atravesar fácilmente, retiramos del fuego. Sofreímos la cebolla cortada en juliana y cuando esté dorada, añadimos el chorizo picado. Cocinamos a fuego medio-alto y removiendo frecuentemente hasta que el chorizo se haga. Mezclamos las patatas con la cebolla y el chorizo. Agregamos los huevos, batidos previamente, salamos y dejamos reposar entre 15-30 minutos para que el huevo absorba el sabor de la cebolla y el chorizo. Si tenemos prisa, podemos saltarnos este paso.

Cubrimos el fondo de una sartén antiadherente con aceite de oliva y agregamos la mezcla. Cocinamos a fuego medio-bajo unos 10 minutos. Yo siempre me guío por el olor, cuando huele a “tortilla hecha”, le doy la vuelta con ayuda de un plato. Dejamos cocinar por el otro lado unos 5 minutos (el tiempo dependerá de si os gusta la tortilla jugosa o bien hecha por dentro) y volteamos la tortilla en un plato.

¡Listo!

Revuelto de melva y tomate

¿Hay algo más fácil y rico que un revuelto? Siempre que estoy indecisa o perezosa a la hora de cocinar me inclino por hacer uno, y es que nunca falla. Por eso hoy os traigo la receta de este estupendo revuelto de melva y tomate, muy fácil y rápido de hacer.

IMG_20161104_143149.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 huevos
  • 1/2 cebolla
  • 200g de tomate natural troceado
  • 1 cda de salsa de tomate (opcional)
  • 1 lata grande de melva en conserva (85g peso escurrido)
  • 3 lonchas de queso light
  • Perejil fresco picado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Comenzamos sofriendo la cebolla cortada en juliana en una sartén. Cuando la cebolla esté dorada y transparente, agregamos el tomate y la salsa de tomate, salpimentamos, añadimos el perejil y dejamos cocinar a fuego medio-fuerte unos 5 minutos.

A continuación, escurrimos y desmenuzamos la melva. Incorporamos al sofrito y mezclamos. En un bol, batimos los huevos y agregamos a la sartén.

Por último, repartimos el queso en trozos y dejamos cocer a fuego medio a la vez que removemos. El tiempo de cocción dependerá de cómo de hecho nos guste el revuelto.

¡Listo!

Bacalao dorado o Bacalao à Brás

Hace unos días subí a Instagram una foto de mi almuerzo, era Bacalao dorado o Bacalao à Brás. Os dije que subiría la receta al día siguiente, pero se me olvidó… Así que os traigo la estupenda receta hoy. Además os diré cómo hacerlo para que sea un plato lo más ligero posible.

IMG_20161013_145933.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 300g de migas de bacalao desaladas (cómo desalar bacalao)
  • 300g de cebolla
  • 2 patatas medianas
  • 5 huevos
  • 40ml de nata líquida (esto es opcional, pero si lo vais a añadir, os recomiendo usar nata líquida sin lactosa, pues sólo tiene un 15% de materia grasa, o bien, leche evaporada).
  • Perejil
  • Cebollino (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Este plato tradicionalmente se sirve con aceitunas negras, pero como a mí no me gustan, no las he añadido. Vosotros sois libres de hacerlo.

Elaboración:

Comenzamos rallando las patatas y las colocamos en una fuente apta para horno. Salamos, echamos un chorrito de aceite de oliva y mezclamos bien. Introducimos en el horno precalentado a 180º y dejamos cocinar hasta que estén doradas, removiendo frecuentemente. Pasados unos 30-40 minutos podemos encender el grill para que se terminen de dorar.

Mientras se hacen las patatas, cortamos la cebolla en juliana muy fina y la sofreímos a fuego lento en una sartén honda. Al cabo de 15 minutos, cuando la cebolla esté bien pochada, incorporamos el bacalao y subimos el fuego. Cocinamos unos minutos y añadimos las patatas. Removemos muy bien para que las patatas se mezclen con el resto de ingredientes, pues al salir del horno estarán bastante compactas aunque hayamos removido frecuentemente.

En un bol, batimos los huevos con la nata y a continuación, incorporamos la mezcla a la sartén. Cocinamos a fuego alto, removiendo frecuentemente, hasta que el huevo se haga pero sin que llegue a quedarse seco.

Retiramos del fuego y añadimos el perejil fresco picado. Removemos y servimos colocando sobre el bacalao un par de aceitunas negras o cebollino.

¡Listo!

Tortilla de patatas light

Uno de los platos más conocidos y extendidos por España es la tortilla de patatas. Si atendemos únicamente a sus ingredientes (huevo, patata y en algunos casos, cebolla) no podríamos catalogarla como un plato poco saludable. Sin embargo, el hecho de que haya que freír las patatas hace que las calorías -y grasas- se eleven exponencialmente.

Por tanto, para hacer una tortilla de patatas ligera o saludable, solo tenemos que usar un método de cocción diferente para las patatas. En esta receta yo usaré la técnica de vapor, pero podéis usar cualquier otra, como el horneado.

DSC_0654-01.jpeg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 4 huevos
  • 2 patatas no muy grandes
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando las patatas. Puesto que vamos a hacer las patatas al vapor (o si lo prefieres en el horno), os recomiendo cortar las patatas en rodajas de menos de 1 cm de grosor, pues así el tiempo de cocción será menor que si las cortamos en cubos.

Una vez que tenemos las patatas cortadas en rodajas, las salamos y preparamos la olla para hacerlas al vapor. Necesitaréis una olla doble especial para cocer al vapor. En la olla inferior, pondremos el agua (a mí me ha bastado con 1 litro y medio) y en la olla superior (la que tiene la rejilla) colocaremos las patatas.

Ponemos las dos ollas al fuego y cuando el agua empiece a hervir, colocamos el temporizador en 15 minutos. Pasado ese tiempo, pinchamos las patatas con un palillo de madera para comprobar si están hechas. El palillo debe atravesar la patata sin dificultad, si esto no ocurre, dejamos cocer unos minutos más.

A continuación, cortamos la cebolla en juliana y la sofreímos en una sartén con un poco de aceite. Cuando esté bien pochada, retiramos y mezclamos con la patata en un bol. No os preocupéis si la patata se rompe al removerla. Batimos los huevos en otro bol y vertimos sobre la patata y la cebolla. Agregamos un pellizco de sal y removemos de nuevo.

Calentamos una sartén anti-adherente con un poco de aceite de oliva y agregamos la mezcla del huevo con las patatas y la cebolla. Aplastamos con ayuda de una paleta y dejamos cocer unos 10 minutos a fuego bajo-medio. Tendremos que prestar atención para que no se queme, yo siempre me guío por el olor.

Cuando esté hecha y dorada por abajo, le damos la vuelta con ayuda de un plato y dejamos cocinar por el otro lado unos 5 minutos, también a fuego bajo-medio. Pasado ese tiempo ya podemos emplatar la tortilla. Para tener una comida completa y saludable, podemos acompañarla con una ensalada, yo por ejemplo la he servido con una ensalada de aguacate, tomate, rúcula y queso feta.

¡Listo!

Quiche de espinacas con masa integral. Receta saludable

¿No os ha pasado alguna vez que habéis comprado la típica bolsa de espinacas en el supermercado y luego no sabéis qué hacer con ellas? Pues bien, podemos aprovechar las espinacas para hacer un delicioso quiche con masa integral y sin mantequilla. Para la receta, usaremos leche evaporada en lugar de nata de cocinar y así nos ahorraremos unas pocas calorías.

DSC_0461-01.jpeg

Ingredientes (para un quiche de 25 cm de diámetro):

  • Masa quebrada integral y sin mantequilla (receta aquí)
  • 300g de espinacas frescas
  • 2 huevos
  • 200ml de leche evaporada
  • 40g de maizena
  • 100g de queso rallado (mejor uno bajo en grasa, pues es una cantidad importante de queso)
  • 75g de jamón en taquitos
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

Colocamos la masa quebrada sobre el molde, asegurándonos de que queda bien ajustada. Cortamos con un cuchillo la masa sobrante, realizando el corte desde dentro hacia fuera del molde y pinchamos la masa con un tenedor. Cubrimos con papel de hornear y rellenamos con algún tipo de legumbre. En mi caso, no tenía legumbres y usé arroz.

Introducimos la masa en el horno y horneamos a 200º durante 20 minutos.

Mientras, preparamos el relleno. Cocemos las espinacas en agua hirviendo con sal durante 8 minutos y escurrimos bien. En un bol, batimos los dos huevos y agregamos la leche evaporada y la maizena. Mezclamos bien con un batidor de varillas hasta que no queden grumos y añadimos la pimienta negra, el jamón y el queso rallado (reservad un poco para colocar sobre el relleno después).

Pasados los 20 minutos de cocción, quitamos con cuidado el papel de horno con el arroz y vertemos la mezcla que hemos hecho sobre la masa. Incorporamos las espinacas, repartiéndolas uniformemente con las manos o con una pinza. Cubrimos con el queso que hemos reservado antes y volvemos a hornear a 200º durante 35 minutos. Pinchamos con un palillo para ver si el relleno ha cuajado y encendemos el grill unos minutos para que adquiera un bonito tono dorado.

¡Listo!

Revuelto de jamón, pimiento y parmesano

Hoy os traigo una receta triplemente saludable, pues contiene huevo, jamón y queso, todos ellos alimentos ricos en proteínas. Además de eso, está riquísimo y es un plato que “entra por los ojos”. Podríamos decir que es una receta perfecta, pues cumple los tres requisitos: sano, rico y fácil de hacer. Si quieres saber cómo se hace, sigue leyendo:

IMG_20160811_145234.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 1/2 cebolla grande
  • 1 pimiento verde
  • 150g de jamón en taquitos o tiras
  • 4 o 5 huevos
  • Parmesano rallado al gusto
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Cortamos la cebolla en juliana y la rehogamos en una sartén con un poco de aceite. Cortamos el pimiento verde en tiras y añadimos a la sartén con la cebolla. Cuando el pimiento y la cebolla estén hechos, incorporamos el jamón y revolvemos unos minutos, hasta que el jamón empiece a cambiar de color. Agregamos el parmesano y a continuación, los huevos.

Personalmente, yo añado los huevos sin batir, aunque eso es al gusto de cada uno. Primero los abro sobre un bol, por si alguno tiene una pinta fea. Una vez que hemos añadido los huevos al revuelto, removemos bien hasta que el huevo esté hecho. Gracias al parmesano conseguiremos una textura jugosa, sin necesidad de dejar el huevo a medio hacer, con lo cual, reducimos el riesgo de contraer salmonelosis.

¡Listo!

Tortilla con parmesano y guarnición de guisantes con jamón. Receta fácil y saludable

Hoy no he querido complicarme demasiado a la hora de comer, he cogido unos cuantos ingredientes de aquí y allá y he hecho esta tortilla francesa con parmesano y guarnición de guisantes con jamón. Es una receta muy fácil, sana y resultona. Además, la guarnición de guisantes salteados con jamón es muy versátil y podréis usarla para acompañar todo tipo de carnes y pescados.

IMG_20160802_152412.jpg

Ingredientes:

Para el salteado de guisantes con jamón (2 raciones)

  • 2 latas pequeñas de guisantes en conserva (en total, 190g -peso escurrido-)
  • 75g de jamón en taquitos
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva

Para la tortilla con parmesano (cantidades para 1 tortilla)

  • 2 huevos
  • 1 cda de parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos con el salteado de guisantes con jamón: Cortamos la cebolla en juliana y el ajo en láminas. Salteamos la cebolla en una sartén con un poco de aceite y añadimos el ajo. Sofreímos durante unos minutos, hasta que la cebolla se ponga bien dorada.

Escurrimos y lavamos bien los guisantes bajo el grifo. Incorporamos el jamón a la sartén, removemos y esperamos 1 o 2 minutos para añadir los guisantes. Apartamos del fuego y reservamos.

A continuación, batimos los 2 huevos y añadimos el parmesano y una pizca de sal. Calentamos una sartén antiadherente con un poco de aceite y vertimos el huevo batido sobre la sartén. Cocinamos a fuego lento y cuando esté empezando a cuajarse, vamos doblando hacia el centro para formar una media luna. Le damos la vuelta y dejamos que se cocine durante un minuto por el otro lado. Servimos la tortilla acompañada por la guarnición de guisantes.

¡Listo!

 

Cocina asiática: Okonomiyaki de gambas

Por fin vengo con otra de las recetas de cocina asiática, esta vez os traigo la receta de un Okonomiyaki de gambas. Además, os dejaré unos tips para preparar una versión más saludable y ligera. Algunos de los ingredientes no los podréis encontrar en supermercados normales, tendréis que ir a un supermercado de comida asiática.

Para quien quiera saberlo, he tomado la receta original de un canal de Youtube llamado Nekojitablog. No es un canal de cocina, sino un canal que cuenta las vivencias de una pareja, formada por un español y una japonesa, que vive en Japón. ¡Si os gusta la cultura asiática os recomiendo este canal!

IMG_20160725_151639.jpg

Ingredientes (Para 2 okonomiyakis):

  • 200g de gambas peladas y cocidas
  • 150g de repollo
  • 1 patata mediana
  • 150g de harina de trigo
  • 1 huevo
  • 1 cdta de salsa de soja
  • 200 ml de caldo de pescado
  • 6 lonchas de bacon
  • Queso parmesano rallado al gusto (opcional)
  • Mayonesa
  • Salsa Tonkatsu (yo he usado de la marca Bulldog, si no la encontráis, podéis hacer una salsa similar con 2 cdas de salsa barbacoa, 1 cda de ketchup, 1 cda de salsa de soja y 1/2 cda de salsa de ostras)
  • Katsuobushi o láminas de bonito seco (opcional)

Tips para preparar una versión más saludable:

Si queremos preparar una versión más ligera de este Okonomiyaki de gambas basta con hacer un par de ajustes:

  • Usar harina de trigo integral en lugar de harina de trigo blanca
  • Usar bacon de pavo, lacón o jamón cocido en lugar de bacon de cerdo
  • Usar una mayonesa ligera o light en lugar de una normal
  • Usar salsa barbacoa y ketchup versión ligera o light para hacer la salsa Tonkatsu
  • Podemos prescindir del parmesano o sustituirlo por un queso rallado light

Con estos simples retoques nos ahorraremos muchas calorías (provenientes de grasa y azúcares) y además, añadiremos más fibra gracias a la harina integral.

Elaboración:

Comenzamos cortando el repollo en juliana. Lo lavamos bien con ayuda de un escurridor y reservamos. Pelamos y rallamos la patata lo más fina posible. En un bol, mezclamos la patata con la harina, el huevo, el caldo y la salsa de soja hasta obtener una masa homogénea. Añadimos el repollo y mezclamos bien. Por último, añadimos las gambas peladas y removemos de nuevo.

Calentamos una sartén con un poco de aceite y con ayuda de un cazo, colocamos la mitad de la masa en la sartén, dando golpecitos para expandir la masa y así obtener un grosor uniforme. Cubrimos la tortilla con 3 lonchas de bacon, tapamos la sartén y cocinamos 5 minutos a fuego medio. Con ayuda de una paleta plana, damos la vuelta a la tortilla y ponemos un poco de queso rallado. Tapamos de nuevo la sartén y cocinamos otros 5 minutos a fuego medio. Sacamos la tortilla a un plato y hacemos la otra siguiendo los mismos pasos. Acompañamos las tortillas con la salsa Tonkatsu y mayonesa en forma de red. Rematamos el plato con un buen puñado de Katsuobushi o bonito seco.

¡Listo!

Tortilla de la huerta

13381244_257036181337289_208271475_n

Hoy quería hacer una ensalada, pero me faltaban algunos ingredientes, así que pensé otra forma de comer verduras y el resultado ha sido esta riquísima tortilla de la huerta.

Ingredientes (Para 2 personas):

  • 4 huevos
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 berenjena
  • 1/2 calabacín
  • 1 zanahoria
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Cortamos y sofreímos las verduras en el siguiente orden: Cebolla, pimiento rojo y verde, calabacín, berenjena y zanahoria (asegúrate de que la zanahoria esté cortada en trozos muy pequeños para que no quede dura).

Una vez que tenemos las verduras pochadas las sacamos en un cuenco, donde dejaremos que se enfríen un poco. Batimos los huevos y mezclamos con las verduras. Si lo vemos necesario podemos añadir más huevos. Salpimentamos y pasamos a una sartén anti-adherente con un poco de aceite. Hacemos a fuego medio-lento y damos la vuelta con ayuda de un plato. Yo siempre me guío por el olor a la hora de darle la vuelta y de sacar la tortilla. Cuando noto que empieza a oler a tortilla “hecha” le doy la vuelta y de igual forma la saco de la sartén cuando está haciéndose por el otro lado.

El problema es que hoy me he despistado y estaba algo lejos del fogón. Por eso ha salido “morenita”, pero aún así estaba muy rica.

¡A disfrutar!