Caracolas de pasta en salsa cremosa de tomate (sin nata)

El otro día me hice este estupendo plato de pasta con una salsa de tomate super cremosa y super rica. Normalmente, para conseguir una textura cremosa, es necesario usar nata líquida, pero me las he ingeniado para no hacerlo y la verdad es que no puedo estar más contenta con el resultado.

Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20171123_132923_447

Continue reading “Caracolas de pasta en salsa cremosa de tomate (sin nata)”

Solomillo de cerdo a la granaína

Hoy os traigo un plato ideal para el otoño. Hace tiempo que lo probé en un bar y me chifló. Puede parecer un poco raro mezclar el solomillo con la granada, pero os aseguro que está de muerte. Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20171110_151413_380.jpg

Continue reading “Solomillo de cerdo a la granaína”

Pechuga de pollo en salsa de mostaza y vino

En mis primeros años de universidad, recuerdo que tenía un libro que se llamaba “Cocinar para uno mismo” y gracias a ese libro, hice mis primeros pinitos en la cocina. Había una receta que me gustaba muchísimo, era una receta de pechuga de pollo en salsa de mostaza y vino. El problema era que llevaba más de medio vaso de nata y además, mantequilla.

Así que me he puesto manos a la obra y he hecho una versión mucho más ligera, pero igual de rica (mi novio dice que incluso más). Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20161110_145632.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 pechugas de pollo
  • 50ml de vino blanco
  • 1 cdta colmada de mostaza de Dijon (también os servirá mostaza a la antigua)
  • 2 cdas de nata líquida o leche evaporada
  • 200ml de caldo de carne o pollo
  • 1 cdta de mantequilla (Este ingrediente es opcional, pero os recomiendo que no lo excluyáis, pues marca la diferencia en este plato y total, es sólo una cdta)
  • 1 cdta de maizena
  • 4 cdtas de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Limpiamos y salpimentamos las pechugas de pollo, calentamos un chorrito de aceite en una sartén y doramos las pechugas por todos los lados. Retiramos de la sartén y reservamos.

Agregamos a la sartén el vino blanco, la leche evaporada, la mostaza y el caldo. Cuando empiece a hervir, incorporamos las pechugas y tapamos. Dejamos cocinar a fuego medio durante 10 minutos, dándole la vuelta a las pechugas a mitad de cocción.

Retiramos el pollo y mezclamos la maizena en el agua (es importante que esté bien disuelto y sin grumos). Cuando la salsa esté hirviendo, añadimos la maizena disuelta y removemos. Dejamos cocinar a fuego medio-fuerte hasta que la salsa adquiera el espesor deseado (tardará varios minutos en espesar).

Servimos colocando las pechugas en un plato y bañándolas con la salsa. De forma opcional, podemos añadir al plato un poco de cebollino picado.

¡Listo!

 

Tortillitas de San José. Receta tradicional andaluza

Hoy hemos comido este plato tan especial para mí. Mi abuela me hacía estas tortillitas de San José en salsa cuando era pequeña y la verdad es que me encantaban. Recuerdo que discutía con mi hermana cuando le ponía más cantidad a ella que a mi -cosa comprensible, teniendo en cuenta que yo era una niña y mi hermana es ocho años mayor que yo-. Pues bien, si queréis saber cómo preparar este tradicional plato, seguid leyendo.

IMG_20161101_143532.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 huevos
  • 80g de pan rallado + 1 cda para espesar la salsa
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 tomate bien maduro
  • 200ml de caldo de ave
  • 1/2 cdta de carne de pimiento choricero (opcional)
  • 1/4 cdta de pimentón dulce
  • 1 cda de perejil fresco picado
  • Unas hebras de azafrán
  • Un chorrito de vinagre
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Elaboración:

En primer lugar, calentamos 1 o 2 cdas de agua en el microondas e introducimos las hebras de azafrán en el agua. Reservamos.

Machacamos uno de los dientes de ajo en el mortero (no olvidéis agregar un poco de sal para que el ajo no salte). Batimos los huevos en un bol y agregamos el ajo machacado y el perejil picado. Salamos. Mezclamos bien y añadimos el pan rallado (los 80g) poco a poco.

Calentamos una sartén con un dedo de aceite. Con una cuchara, cogemos una porción de masa y la depositamos, empujando con ayuda de otra cuchara o tenedor, sobre la sartén. Dejamos que se dore y damos la vuelta. Cuando las tortitas estén doradas por ambos lados, retiramos y colocamos sobre un plato con papel de cocina. Las tortitas también se pueden hacer en el horno, si así lo preferís.

A continuación, retiramos parte del aceite de la sartén que hemos usado, dejando aproximadamente 1 cda de aceite. Cortamos la cebolla en pequeños cuadraditos, picamos el ajo y sofreímos ambos en la sartén. Pelamos y cortamos el tomate en cubos, agregamos a la sartén, junto con el pimentón y el pimiento choricero. Dejamos cocinar a fuego medio-fuerte unos 5 minutos.

Pasado ese tiempo, incorporamos el agua con el azafrán, el caldo de ave y el vinagre. Salpimentamos y cuando empiece a hervir, añadimos una cucharada de pan rallado para espesar el sofrito. Introducimos el sofrito en el vaso de la batidora y trituramos hasta obtener una salsa homogénea. Devolvemos la salsa a la sartén, introducimos las tortitas y dejamos cocinar a fuego medio 5 minutos más.

¡Listo!

Solomillo de cerdo en salsa de vino tinto con guarnición de tomates rústicos

Hace unos días compré un solomillo de cerdo y me puse a buscar recetas como una loca para cocinarlo. Como tenemos una botella de vino tinto que estaba echándose a perder, la opción ganadora fue cocinarlo en salsa de vino tinto (gracias a La Cocina de Pinky por la receta). Decidí acompañarlo con una guarnición de tomates rústicos muy fácil de hacer.

IMG_20161004_145219.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

Para el solomillo en salsa de vino tinto

  • 500g de solomillo de cerdo
  • 2 cdas de mostaza Dijon
  • 200ml de vino tinto
  • 200g de tomate rallado o triturado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cdta de azúcar moreno (yo he usado azúcar mascabado o de caña integral)
  • Aceite de oliva
  • Pimienta de cayena molida al gusto
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Para los tomates rústicos

  • 4 tomates pera maduros
  • 3 rodajas de pan de pueblo
  • 1/2 cdta de tomillo seco
  • 1/2 cdta de albahaca seca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando los tomates rústicos.

Cortamos el pan en dados de unos 2cm y los distribuimos sobre una bandeja apta para horno. Regamos con un chorrito de aceite de oliva y removemos bien el pan con las manos, para que se impregne bien con el aceite.

Cortamos los tomates en cuartos y partimos cada trozo de nuevo por la mitad (es decir, cortamos en octavos). Repartimos el tomate sobre el pan, volvemos a regar con un poco de aceite de oliva y agregamos una pizca de sal y las hierbas aromáticas.

Horneamos a 200º durante 60 minutos.

Mientras se hacen los tomates, preparamos el solomillo en salsa. Para ello, limpiamos el solomillo y lo cortamos en trozos de unos 3 o 4 cm. Colocamos en un bol el solomillo y agregamos las 2 cdas de mostaza. Mezclamos todo con las manos para que se reparta bien.

Cortamos los dientes de ajo en láminas y los sofreímos en una sartén honda o en una olla. Antes de que se doren, añadimos el solomillo y cocinamos a fuego fuerte hasta que el solomillo se dore ligeramente. Agregamos el vino y mantenemos a fuego fuerte hasta que se evapore el alcohol (sabréis que se ha evaporado todo el alcohol cuando deje de desprender su característico olor).

Incorporamos el tomate, la pimienta de cayena, la pimienta negra y una pizca de sal. Añadimos el azúcar, removemos y dejamos cocinar a fuego medio-alto hasta que la salsa se reduzca y quede espesa.

Servimos el solomillo acompañado con la guarnición de tomates rústicos.

¡Listo!

Receta de salsa de tomate para pizza

Hoy no tenía salsa de tomate para hacer una pizza, así que he hecho una salsa casera con algunos ingredientes que tenía por la nevera y ha resultado estar riquísima. Si queréis saber cómo se hace, seguid leyendo.

IMG_20161002_150243.jpg

Ingredientes:

  • 150g de tomate rallado o triturado (puede ser de lata)
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cdta de carne de pimiento choricero
  • 1/2 cdta de orégano seco
  • 1/2 cdta de perejil seco
  • 1/4 cdta cominos molidos
  • 1/4 cdta de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos sofriendo el ajo en un poco de aceite de oliva. Antes de que se ponga dorado, añadimos la carne de pimiento choricero y los cominos. Mezclamos con una cuchara de madera y añadimos el tomate. Salpimentamos y agregamos el azúcar, el orégano y el perejil. Reducimos la salsa a fuego medio-bajo entre 5 y 10 minutos, removiendo frecuentemente. Cuando tenga la consistencia deseada, retiramos del fuego.

¡Listo!

 

Tortiglioni alla Norma

El otro día preparé esta deliciosa receta de pasta italiana. Siempre me gusta tener una gran variedad de salsas para la pasta, especialmente si son salsas de verduras, porque son las más saludables. Ese es el caso de estos Tortiglioni alla Norma, una receta de pasta con tomate y berenjena que está riquísima.

IMG_20160922_153325.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 180g de pasta (en mi caso he usado Tortiglioni de la marca Barilla)
  • 1 berenjena
  • 400g de tomate triturado
  • 1 cda de tomate frito o salsa de tomate (opcional)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Varias hojas de albahaca fresca
  • 1 sobre de azúcar o su equivalente en edulcorante (1 pastilla de sacarina, un sobre de edulcorante en polvo…)
  • Queso para acompañar (la receta tradicional italiana lleva ricota, pero podéis usar el que más os guste)
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Lavamos la berenjena y despuntamos con un cuchillo. Cortamos 4 rodajas de unos 5mm cada una y el resto, lo cortamos en dados. Salamos y dejamos sudar en un escurridor, tanto las rodajas como los dados, durante 30 minutos.

Sofreímos la cebolla, cortada en juliana, y los dientes de ajo picados. Añadimos un poco de sal y cuando esté bien pochado, agregamos la berenjena y removemos unos minutos.

A continuación, añadimos el tomate triturado y el tomate frito. Incorporamos también la albahaca fresca picada y el azúcar o edulcorante. Cocinamos a fuego medio hasta que la salsa se reduzca (unos 20 minutos).

Mientras, precalentamos el horno y pasamos las rodajas de berenjena por huevo y pan rallado. Colocamos sobre una bandeja de horno y pulverizamos con aceite. Horneamos a 200º durante 20 minutos y luego, varios minutos más con el grill encendido, hasta que queden doradas. Damos la vuelta a las berenjenas y volvemos a hornear con el grill hasta que queden doradas por el otro lado. Cortamos cada rodaja en dados y reservamos.

Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante y escurrimos. Incorporamos la pasta a la salsa y removemos bien. Servimos en un plato acompañando con la berenjena empanada y el queso.

¡Listo!

Pappardelle de calabacín con salsa de tomate y jamón york

Imaginaos que vais a cenar y tenéis unas ganas terribles de pasta, pero ya habéis comido una buena cantidad de carbohidratos en el almuerzo… Pues ahora podéis disfrutar de un buen plato de “pasta” sin sentiros culpables. Si queréis saber como se hacen estos falsos pappardelle de calabacín, seguid leyendo.

IMG_20160912_150753.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 calabacines
  • 400g de tomate triturado
  • 1 cda de tomate frito (opcional)
  • 10-12 lonchas de jamón cocido
  • Parmesano rallado al gusto
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cdta de orégano
  • 1 cdta de albahaca
  • 1 cdta de perejil
  • Pimienta de cayena molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa. Cortamos el jamón cocido en trozos pequeños y los salteamos con unas gotas de aceite hasta que estén dorados. Reservamos.

Echamos un poquito de aceite en la sartén y sofreímos el ajo picado junto con la cayena. Agregamos el tomate triturado y el tomate frito. Salamos e incorporamos las hierbas aromáticas. Cocinamos a fuego medio unos 15 minutos, hasta que la salsa de tomate quede espesa. Agregamos el jamón york, removemos y reservamos.

A continuación, vamos a preparar la pasta de calabacín. Limpiamos los calabacines y los secamos con un paño de cocina. Con una mandolina comenzamos a sacar tiras de calabacín de un extremo a otro del calabacín. Al principio quizás nos cueste un poco, pero después de coger el truco nos saldrán unas bonitas tiras delgadas y anchas. Solo podremos aprovechar el calabacín hasta llegar a las semillas, pues esa parte se deshace al cocinarla y por tanto no debemos usarla en esta receta.

Inmediatamente después, salteamos a fuego fuerte las tiras de calabacín en una sartén con un poco de aceite. Cuando las tiras estén al dente salamos y las retiramos del fuego. Colocamos los pappardelle en el plato y cubrimos con una cantidad generosa de salsa y un poco de parmesano rallado.

¡Listo!

 

 

Chicken Fingers con salsa de tomate para dipear. Receta saludable

Anoche cenamos estos Chicken Fingers especiados, acompañados de una salsa casera de tomate para dipear. La idea me ha venido a la mente mientras veía una receta en vídeo de una página en Facebook muy conocida y que no se caracteriza precisamente por sus recetas saludables.

Aun así, me gusta ver este tipo de recetas porque siempre se puede pensar una versión saludable y no menos deliciosa. Si queréis saber cómo se hacen estos sabrosos Chicken Fingers, seguid leyendo.

IMG_20160901_220635.jpg

Ingredientes (para 2 personas):

  • 500g de pechuga de pollo
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • 1 cda de tomillo
  • 1 cda de ajo en polvo
  • 1 cda de curry en polvo
  • 1 cdta de pimentón picante
  • 1 cda de pimentón dulce
  • 1 cdta rasa de sal
  • Aceite para pulverizar (opcional)

Para la salsa de tomate:

  • 1/2 cebolleta
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 300g de tomate troceado
  • 1/2 cdta de carne de pimiento choricero (opcional)
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta de cayena en polvo
  • 1 cdta de vinagre
  •  1 cdta de orégano
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Preparamos primero la salsa para dipear, pues la vamos a consumir fría o templada. Empezamos calentando un poco de aceite en una sartén y añadimos la cebolleta picada, el ajo picado y el pimiento verde cortado en trozos pequeños. Sofreímos unos minutos y añadimos el orégano, la cayena, la carne de pimiento choricero y el vinagre. Removemos bien. Agregamos el tomate y el perejil picado y cocinamos a fuego medio unos 7 minutos. Salamos y reservamos.

Ahora vamos a preparar el pollo. Para ello, limpiamos la pechuga y la cortamos en tiras. En un bol, mezclamos el tomillo, el ajo en polvo, el curry, el pimentón picante, el pimentón dulce, y la sal. Rebozamos las tiras de pollo en las especias y después las pasamos por huevo batido y pan rallado. Disponemos las tiras en una bandeja de horno y pulverizamos un poco de aceite sobre ellas. Horneamos a 180º durante 12 minutos, una vez pasado ese tiempo podemos darle un toque de grill para que queden doradas.

Servimos los Chicken Fingers junto con la salsa de tomate.

¡Listo!

 

Salsa Harissa

¡Hola a todos!

Hoy os traigo la receta de una salsa muy utilizada como condimento en la gastronomía magrebí, especialmente en Túnez. Se trata de una salsa picante que va de lujo para platos de inspiración oriental, como cuscús y tajines. Yo os traigo una versión “españolizada”, pues utilizo productos que podemos encontrar fácilmente en los supermercados de España.

DSC_0406-01.jpeg

Ingredientes:

  • 120g de pimiento rojo asado (yo he utilizado pimiento rojo asado en conserva, no olvidéis que tenéis que medir el peso una vez escurrido)
  • 1/2 o 1 cdta de pimienta de cayena molida, dependiendo de como de picante nos guste
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1/2 cdta de comino molido
  • 1/2 cdta de semillas de cilantro o en su defecto, cilantro fresco
  • 1 cdta de zumo de limón
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cda de aceite de oliva

·Elaboración:

Para hacer la salsa harissa sólo tenemos que triturar con una batidora todos los ingredientes. Para conservar mejor la salsa, lo ideal es guardarla en un tarro de cristal con tapa y conservar refrigerado un máximo de 10 días.

¡Listo!

 

Tallarines con salsa pomodoro y langostinos

Hoy os traigo otra recetita para pasta que está para chuparse los dedos y además, es muy saludable. Aunque tenéis que tener en cuenta que si tomamos un plato de pasta para el almuerzo, no deberíamos ingerir más carbohidratos en la cena (obviamente los carbohidratos de la fruta y de la verdura están excluidos, esos DEBÉIS tomarlos, a ser posible, en todas las comidas).

IMG_20160727_150433

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160-200g de tallarines
  • 24 langostinos crudos
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 400g de tomate troceado (yo he usado de lata)
  • 1 hoja de laurel
  • 3 hojas de albahaca
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa pomodoro. Picamos 2 dientes de ajo bien finitos y los doramos en una sartén con un poco de aceite. Añadimos la hoja de laurel y la cebolla bien picadita y rehogamos unos minutos, hasta que la cebolla se ponga transparente. Agregamos el tomate troceado, tapamos y cocinamos 15 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Pasado ese tiempo, añadimos las hojas de albahaca y salpimentamos. Volvemos a tapar y cocinamos otros 5 minutos. Reservamos.

Pelamos los langostinos y reservamos las cabezas. En otra sartén, doramos el otro diente de ajo bien picadito, subimos el fuego e incorporamos los langostinos. Mientras se hacen los langostinos, en un mortero machacamos las cabezas de langostinos para sacar su jugo. Añadimos al mortero un chorrito de vino blanco y volvemos a machacar. Colocamos un colador sobre la sartén donde tenemos los langostinos y vaciamos el mortero sobre el colador, para que el jugo caiga sobre los langostinos.

En caso de que hayáis comprado langostinos o gambas peladas, agregamos el vino directamente a la sartén, cuando los langostinos estén casi en su punto.

Cuando el vino se haya evaporado, agregamos la salsa pomodoro a la sartén donde estamos cocinando los langostinos. Removemos bien y apartamos del fuego.

Cocinamos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos y mezclamos la pasta con la salsa y los langostinos. Podemos volver a calentar en caso de que se haya enfriado la salsa. Servimos en un plato, reservando varios langostinos para colocarlos encima.

¡Listo!

Pasta con salsa arrabiata

¡Hola! Hoy os traigo una de mis salsas favoritas para la pasta, la salsa arrabiata. Es una salsa a base de tomate, ajo y pimienta de cayena. Yo la uso sobretodo para la pasta rellena, porque este tipo de pasta es mi preferida, pero podéis usarla para cualquier tipo de pasta.

IMG_20160711_153452

Ingredientes (para 2 personas):

  • 160-200g de pasta a tu elección (seca, fresca, rellena…)
  • 400g de tomate troceado
  • 2 cdas de tomate frito (opcional)
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1-2 pimientas de cayena (dependiendo del nivel de picante que te guste)
  • Queso parmesano rayado al gusto
  • Albahaca fresca o seca
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos preparando la salsa arrabiata. Picamos los ajos y la cayena (podéis quitar las semillas para que no pique mucho). Calentamos un poco de aceite en una sartén y añadimos el ajo y la cayena. Sofreímos un rato, con cuidado de que el ajo no se ponga dorado. Añadimos el tomate troceado y el tomate frito. Dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante 20 o 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Transcurrido ese tiempo apagamos el fuego y reservamos.

A continuación, cocinaremos la pasta en agua hirviendo con sal siguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos la pasta y calentamos ligeramente la salsa de nuevo. Agregamos la pasta a la salsa y removemos. Servimos en un plato acompañando con un poco de parmesano y albahaca.

¡Listo!